Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Primeros ciudadanos en reuniones de participación en Unidades de Gestión Clínica de Virgen Macarena y Rocío

Las funciones de los órganos serán asesorar a la dirección de los centros en actuaciones con repercusión en derechos de la población
Los Hospitales Virgen Macarena y Virgen del Rocío han puesto en marcha a través de las subdirecciones de Atención a la Ciudadanía y a instancias del Servicio Andaluz de Salud, el programa de incorporación de la ciudadanía a las Comisiones de Participación Ciudadana de las Unidades de Gestión Clínica. Así, las funciones de los órganos serán asesorar a la dirección de sus respectivos centros en las actuaciones que tengan repercusión en los derechos de la población al recibir atención sanitaria.
Según ha explicado ambos hospitales en un comunicado, el sistema supone crear un nuevo espacio compartido entre los ciudadanos y los profesionales que pretende una participación real y efectiva de aquellos en el ámbito de las actuaciones asistenciales como son las Unidades de Gestión Clínica.
De esta manera, el sistema ha favorecido que los criterios de mejora expresados por los usuarios se hayan incorporado a las estrategias e inquietudes de los profesionales y de los directivos de los centros sanitarios públicos andaluces, indica.
Así, tanto el Hospital Virgen del Rocío como el Virgen Macarena vienen trabajando desde hace años en hacer partícipe a los ciudadanos de la gestión de los mismos. Por esto, la representatividad ciudadana está impulsada de una parte a través de la Comisión de Participación Ciudadana y Subcomisiones y de otra con la potenciación de los espacios de encuentro con las Unidades de Gestión Clínica, ha señalado.
De este modo, a finales del pasado año se llevó a cabo la constitución de las diferentes Comisiones de Participación Ciudadana en las Unidades Clínicas de los Hospitales. Con posterioridad, en concreto, durante el primer semestre del 2013, se han llevado a cabo las reuniones de dichas Comisiones, donde la ciudadanía está presente de forma activa, participando, y dando su opinión.
La primera de estas reuniones ha sido la Comisión de Participación Ciudadana en las Unidades Clínicas de Salud Mental de dichos centros y la de Uronefrología del Hospital Virgen del Rocío, a partir de entonces se han llevado a cabo también las de Medicina Interna, Endocrinología, Oftalmología, Bioquímica, Radiofísica y Hematología en el Hospital Virgen Macarena, y las de Cirugía Plástica y Quemados, Cuidados Críticos y Urgencias, Medicina Quirúrgica y Enfermedades Respiratorias, junto a la de Alergología en el Hospital Virgen del Rocío, detalla.
En cada una de las primeras reuniones de las diferentes Unidades, el director y presidente de la Comisión ha informado a la ciudadanía sobre la organización no sólo de los hospitales, sino en concreto de la Unidad a la que ha sido adscrita y en la que va a participar activamente.
De esta forma, en los hospitales Virgen Macarena y Virgen del Rocío se ha trabajado en favorecer mayores áreas de participación para la creación de proyectos de desarrollo e innovación que contribuyan a la mejora del servicio público prestado a la ciudadanía y del diseño de las actuaciones de protección de la salud.
FUNCIONES DE LA COMISIÓN
Entre las funciones de la comisión se encuentran asesorar en general a la dirección de la Unidad de gestión clínica correspondiente y específicamente en la definición de los objetivos del acuerdo de gestión referidos a la orientación ciudadana de los servicios sanitarios de la Unidad y en las propuestas de actuaciones que repercutan en garantizar los derechos de los ciudadanos en relación a la atención sanitaria recibida.
De esta manera, utilizando el diálogo participativo, el intercambio de la información y la aportación de ideas, la presencia activa de ciudadanos en el seno de las propias unidades asistenciales favorecerá, en la medida de lo posible, que en el desarrollo de la actividad, los profesionales tengan en cuenta los criterios de mejora expresados por la ciudadanía.