Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Amenazas de la Corona británica tras la fiesta del Príncipe Enrique

El príncipe Enrique muestra las joyas de la coronatelecinco.es

Un equipo de abogados que representa a la corona británica ha intentado bloquear los tabloides del Reino Unido para que no mostraran la imagen del Príncipe desnudo tras su aventura en Las Vegas, alegando que podían violar un código de respeto en prensa de la Familia Real, que en Gran Bretaña se llama 'Press Complaints Commission code'.

No es la primera vez que provoca el enfado de su familia. El hijo pequeño del Príncipe Carlos ha vuelto a escandalizar al personal en su tiempo libre y el revuelo que se ha montado con su desnudo en Las Vegas es la historia más comentada de todo el Reino Unido.
El Príncipe Enrique ha protagonizado una aventura propia de una película como 'Resacón en Las Vegas', como algunos medios internacionales califican su fechoría.
Y es que las consecuencias que ha acarreado esta noche loca han hecho que la Familia Real, además de estar furiosa y obviamente no hacer comentarios al respecto, ha intentado que las imágenes del Príncipe Enrique desnudo no salieran a la luz.
Un equipo de abogados que representa a la corona británica ha intentado bloquear los tabloides del Reino Unido para que no mostraran la imagen del Príncipe, alegando que podían violar un código de respeto en prensa de la Familia Real, que en Gran Bretaña se llama 'Press Complaints Commission code'.
Al parecer, este intento de esconder las fotografías del Príncipe para no repetir el mismo episodio del disfraz con la esvástica que lució en una fiesta en 2004, no ha servido para nada porque absolutamente todos los medios se han hecho eco de la última locura del Príncipe Enrique.
Sin embargo, el joven de 27 años sigue divirtiéndose en Las Vegas y todavía le quedan otros 5 días para volver a su tierra, aunque no resultaría extraño que tras el escándalo del pasado martes, la Familia Real le haga volver de sus vacaciones mucho antes de lo previsto.