Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El avión del Príncipe se avería y le obliga a regresar a República Dominicana

El Airbus de la Fuerza Aérea Española en el que el Príncipe Felipe viajaba a Honduras para asistir a la toma de posesión del nuevo presidente, Juan Orlando Hernández, ha sufrido una avería en vuelo y le ha obligado a aterrizar en República Dominicana, han informado fuentes de la Casa Real.

El avión había hecho escala en este país, como estaba previsto, y al poco tiempo de emprender el viaje final a Honduras los pilotos han decidido regresar al detectar un fallo en el aparato.
El pasado 25 de noviembre Don Felipe ya tuvo que suspender una visita oficial a Brasil después de que el Airbus sufriera una avería que le impidió despegar del aeropuerto de Torrejón de Ardoz.
El Príncipe de Asturias salió anoche desde Madrid hacia Honduras para asistir el lunes a la toma de posesión del presidente electo, Juan Orlando Hernández.
El vuelo ha transcurrido sin problemas y dentro del horario previsto hasta realizar en Santo Domingo una escala técnica programada. Pocos minutos después de que el Airbus, un A-310, despegara de la capital dominicana con destino a Tegucigalpa, el piloto ha detectado que se encendía un indicador por lo que ha decidido regresar a Santo Domingo.
Los técnicos están trabajando en detectar y reparar la avería del avión, y aún no está confirmado a que hora reanudará Don Felipe su viaje.
El presidente saliente de Honduras, Porfirio Lobo, tenía intención de ir a recibir a Don Felipe a su llegada a la base aérea de Palmerola, a primera hora de la mañana hoy, pero fuentes de la Casa Real han explicado a Europa Press que la agenda del Príncipe para hoy sufrirá modificaciones como consecuencia de la avería del avión.
El Príncipe tenía previsto también mantener un encuentro con el presidente electo y aprovechar para ver a representantes de la colectividad española en Tegucigalpa, además de reunirse con figuras destacadas y emergentes de la sociedad hondureña, tanto del ámbito institucional, empresarial, intelectual, y del deporte y los medios de comunicación.