Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Príncipe Felipe se dejó la piel por los Juegos Olímpicos de Madrid 2020

Después de saber la triste noticia de que Madrid no acogerá los Juegos Olímpicos del 2020 es difícil levantar el ánimo. Aún así, el príncipe ha intentado levantar los ánimos: "Es importante que sepamos todos que hemos hecho un magnífico trabajo. Hay que seguir orgullosos" ha declarado.

Su intervención durante toda la candidatura de Madrid ha sido brillante; con mucha ilusión y ánimo la ha defendido hasta el final; de hecho a última hora seguía trabajando por conseguir votos, centrándose en los anglosajones ya que no quería que el conflicto de Gibraltar afectase a la candidatura española.
También fue el último orador de la delegación española, y uno de los más apasionados, "toda España quiere los Juegos de Madrid 2020" explicó a los miembros del COI, y a continuación mostraba su lado más humano y personal: "Hoy no me dirijo a ustedes como Príncipe Felipe. Soy participante olímpico y orgulloso padre de dos niñas que al igual que millones de niños esperan un futuro más brillante". Tras su gran discurso la princesa Letizia se apresuró a felicitarle por su discurso, muy alabado por todos.
No fue suficiente tristemente, pero merece todo el reconocimiento y agradecimiento por la labor que llevó acabo. Durante todo el tiempo mantuvo comunicaciones con el rey para contarle en primera persona todo lo que pasaba, cuales eran las sensaciones previas y más tarde, cuando se supo la triste noticia, recibió todo el ánimo del Rey.
Doña Letizia, que se había trasladado un día antes a Buenos Aires para acompañar a su marido se mostró muy alegre y habladora durante todo momento hasta que llegó el jarro de agua fría. Entonces quedó enmudecida al igual que muchos españoles.
Tras este momento, el príncipe ha animado a la gente a que no se desanime: "Como en el deporte sabemos muy bien, esto sólo nos puede dar ánimo para levantarnos de nuevo, seguir caminando, seguir compitiendo, seguir promocionando el deporte y seguir estando orgullosos de nuestros deportistas".