Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los Príncipes de Dinamarca se convierten en los reyes de la pista de baile

El Hotel Hilton de Nueva York fue testigo del 100º aniversario de la Fundación Américo-Escandinava. Hasta allí llegaron varios miembros de la realeza para poner su granito de arena a la causa solidaria. Pero sin duda los protagonistas de la jornada fueron los príncipes Federico y Mary.
Inmersos en su viaje por Estados Unidos, los Príncipes de Dinamarca acudieron un año más a la gala celebrada por la Fundación. A su llegada nada hacía presagiar que la pareja se convertiría en el punto de mira de todos los flashes.
Pero su naturalidad y compenetración en la pista de baile hizo que nadie les pudiese hacer sombra. Y es que cuando el baile comenzó los 1.200 invitados pudieron ser testigos del divertido baile que Federico y Mary se marcaron en medio de la pista.
Miradas cómplices, pasos de profesional y muchas sonrisas. Son una definición exacta de lo que ocurrió entre la pareja, que muy elegantemente acudió a la cita para ayudar a la Fundación, que intenta fortalecer los lazos educativos entre Estados Unidos y los países escandinavos.
Harald y Sonia de Noruega, Carlos Gustavo y Silvia de Suecia, -estos últimos acompañados de su hija la Princesa Magdalena- fueron algunos de los invitados a la cita benéfica celebrada en la Ciudad de los rascacielos.