Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Prisión provisional para los pilotos de dos pateras rescatadas en aguas del Estrecho

La autoridad judicial ha decretado el ingreso en prisión de dos jóvenes de origen subsahariano que pilotaban dos pateras rescatadas durante los meses de junio y julio en las que pretendían introducir en territorio nacional a través de la costa de Tarifa (Cádiz) a varios ciudadanos extranjeros procedentes del continente africano.
Según informa la Policía Nacional en un comunicado, ambos sujetos se habían hecho pasar inicialmente por dos de las personas que venían en la embarcación pero la investigación realizada permitió determinar su responsabilidad como presuntos autores de un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros.
La primera investigación se inició a raíz del rescate realizado en aguas territoriales españolas por una embarcación de los servicios de Salvamento Marítimo el 12 de junio, en el que fue interceptada una lancha neumática tipo 'toy' en la que navegaban cuatro pasajeros de origen subsahariano.
Una vez que los inmigrantes recibieron los correspondientes auxilios sanitarios y sociales por parte de Cruz Roja, los agentes tomaron declaración a los pasajeros de la embarcación, los cuales les relataron como H.B. era "la persona que había preparado el viaje desde Marruecos con destino a España, utilizando una barca de goma con remos y proporcionándoles chalecos salvavidas".
El detenido, según averiguaron los investigadores, habría contactado con una organización encargada de facilitarle los medios necesarios para realizar la travesía, así como las instrucciones para el correcto desarrollo de la travesía por el Estrecho de Gibraltar y las pautas de actuación en caso de ser interceptado por las autoridades españolas.
PATERA CON 24 TRIPULANTES
El otro piloto detenido es el de una embarcación neumática que el 7 de julio fue interceptada por Salvamento Marítimo en aguas jurisdiccionales española, y en la que viajaban 24 personas, entre ellas dos mujeres estaban embarazas y tres menores. La embarcación fue conducida hasta el Puerto de Tarifa Los ocupantes fueron trasladados hasta las dependencias de Cruz Roja de Tarifa donde fueron atendidos.
Los ciudadanos extranjeros indocumentados fueron trasladados hasta la Comisaría de Algeciras, donde la Unidad Contra las Redes de Inmigración y Falsedades Documentales (Ucrif) se hizo cargo la investigación para identificar a los posibles responsables del pilotaje de la embarcaciones y de las personas encargadas de introducir a los extranjeros en territorio nacional fuera de los términos legalmente establecidos.
A su vez los agentes de la Ucrif también iniciaron los trámites oportunos de acuerdo con la Ley de Extranjería para la incoación de los correspondientes expedientes. Los investigadores eran "conocedores" de que "en la mayoría de los casos los responsables del pilotaje de las embarcaciones suelen ser presuntos miembros o colaboradores de organizaciones criminales dedicadas al tráfico ilegal de personas", y que "viajan junto con los inmigrantes en la embarcación para no ser reconocidos y en caso de ser devueltos a su países de origen, salir impunes por tal actividad".
Por ello, los agentes del pertenecientes al Ucrif de Algeciras se entrevistaron con los ciudadanos extranjeros que viajaban a bordo de la patera para que "de forma voluntaria colaboraran con la justicia" y se pudiese identificar "sin ningún género de dudas" al responsable de la organización encargado de pilotar la embarcación donde viajaban.
Fruto de la práctica de estas pesquisas y diligencias se identificó a los pilotos de las dos pateras, que resultaron ser un joven 19 años de edad y otro varón, también de origen subsahariano, de 27 años de edad. Ambas personas fueron detenidas e informadas de la imputación de un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros.
Tras terminar los correspondientes atestados policiales, los detenidos fueron puestos a disposición judicial ante el Juzgado de Instrucción número 4 de Algeciras, que decretó el ingreso en prisión de los detenidos.