Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Prodein denuncia el "abandono a su suerte" en el CETI de un migrante que quedó discapacitado tras caer de la valla

Exige el traslado a la Península del joven de 20 años, cuestión que en la Delegación del Gobierno no descartan "por motivos humanitarios"
El inmigrante que se encontraba en coma desde el pasado 21 de noviembre de 2015, cuando cayó desde lo alto de la valla de Melilla después de protagonizar un salto, ha salido del coma y ha sido ingresado en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de la ciudad autónoma, donde la ONG Prodein denuncia que ha sido "abandonado a su suerte".
Se trata de Diara Mamadou, subsahariano de 20 años de edad y natural de Mali, que presenta secuelas del traumatismo craneocefálico que sufrió hace dos meses, cuando cayó desde una altura de seis metros y sobre él otros tres inmigrantes más que superaron la doble alambrada que separa Melilla de Marruecos.
Fuentes oficiales consultadas por Europa Press sostienen que lejos del abandono que denuncia Prodein, el joven está siendo atendido por Enfermería del centro y ayudado por un compatriota que le va indicando los pasos a seguir dentro de estas instalaciones.
Prodein ha dicho que es partidaria de enviar "cuanto antes" a este inmigrante a un centro especializado de la Península para que pueda ser atendido correctamente "de su minusvalía" al estimar que el CETI no es lugar apropiado, dada su masificación.
Desde Delegación del Gobierno, señalan que van a esperar a que Diara Mamadou cumpla su trámites por entrada irregular en el territorio nacional y, según fuentes oficiales, lo más probable es que el joven sea enviado a un centro en la Península "por razones humanitarias" dentro del grupo de los llamados "colectivos vulnerables" como son las embarazadas, los enfermos, las familias o los huidos de guerra, por lo que se descartaría su expulsión de España.