Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Proponen crear un registro público de proveedores para cualquier contrato que se firme con el SNS

El Círculo de la Sanidad, que agrupa a 23 directivos de las principales firmas proveedoras de servicios del Sistema Nacional de Salud (SNS), ha propuesto la creación de un registro público en el que deba darse de alta toda empresa que quiera optar a cualquier servicio que la sanidad pública saque a concurso.
El objetivo de esta iniciativa, lanzada a los partidos políticos ante las próximas Elecciones Generales del próximo 26 de junio, es constituir una Red de Proveedores Acreditados del SNS cuyos parámetros serían establecidos desde los poderes públicos, como cauce para garantizar la fiabilidad y la sujeción a unos estándares de alta calidad de cualquier proceso de externalización que se lleve a cabo.
Para el presidente del Círculo de la Sanidad, Ángel Puente, la externalización de servicios "puede llegar a constituir una herramienta muy eficaz para mejorar la calidad de la atención que reciben los usuarios del sistema público de salud y, al mismo tiempo, para garantizar su sostenibilidad".
"Permite liberar recursos públicos que se están destinando a servicios generales para utilizarlos en la mejora de la calidad asistencial del sistema", ha defendido.
No obstante, entiende que con la creación de dicho registro aumentaría la transparencia de los procesos de externalización, garantizaría la calidad del servicio prestado por las empresas y, en última instancia, contribuiría a disipar las dudas que despierta la externalización de determinados servicios en algunos segmentos de la sociedad.
"Las empresas podemos contribuir de forma decisiva a la sostenibilidad del sistema sanitario público y a la mejora de su calidad", ha asegurado Puente, que también anima a las administraciones públicas "perder el miedo a la colaboración público-privada".
UNA AUDITORÍA ESTATAL DE LA RED SANITARIA PÚBLICA
Por otro lado, también propone al próximo Gobierno que realice una "gran auditoría" del SNS que sirva para obtener una fotografía del nivel de calidad asistencial en cada uno de los centros de la red pública y ofrezca una referencia para definir las prioridades a abordar durante la legislatura.
En este sentido, el Círculo de la Sanidad considera que debería ser el Ministerio de Sanidad, a través de un órgano independiente de nueva creación, el que debería encargarse de realizar esa auditoría, que debería hacerse a partir de unos parámetros objetivos definidos previamente y que debería alcanzar a todos los centros que formen parte de la red pública de los diferentes servicios regionales de salud.
En opinión de la entidad, el ejercicio debería servir, además, para definir unos parámetros de evaluación permanente del SNS, que permitirían chequear de forma regular el nivel de la calidad asistencial del sistema, definir el estándar mínimo de calidad que todos los centros deberían cumplir y también identificar iniciativas, procesos y estrategias que puedan ser consideradas como buenas prácticas, y que contribuyan a mejorar la calidad asistencial del SNS.