Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Protección Civil alerta por nevadas en cotas bajas en la mitad norte, vientos fuertes y temporal marítimo

La Dirección General de Protección Civil y Emergencias ha alertado por nevadas en cotas bajas, sobre todo en la mitad norte, por vientos en tierra y temporal marítimo.
Así, de acuerdo con las predicciones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), se esperan nevadas intensas en las montañas del norte peninsular, donde se podrán acumular hasta 25 centímetros de nieve y que afectará incluso a las cotas altas de la meseta norte y también al País Vasco, La Rioja y Navarra y se esperan nevadas "intensas" en el entorno de Sierra Nevada y Sierra de Madrid.
Además, señala que también se mantiene el temporal en el litoral cantábrico donde las olas pueden alcanzar los 7 u 8 metros de altura y también se esperan vientos fuertes en las costas de Baleares, Cataluña y Canarias. En cuanto a los vientos en tierra, señala que serán "muy fuertes" en toda la Península y Baleares y que se extenderán también a Canarias, sobre todo a las islas occidentales donde las rachas pueden alcanzar los 100 kilómetros por hora.
Asimismo, advierte de que las "persistentes" lluvias de los últimos días han aumentado el nivel de ocupación de los embalses, que, en algunos casos, han tenido que realizar maniobras de vaciado rápido, lo que ha provocado el incremento de los caudales de los ríos y desbordamientos en zonas de Galicia, Castilla y León, Castilla-La Mancha y La Rioja.
Ante esta situación Protección Civil aconseja seguir las recomendaciones, adoptar medidas de prevención. En concreto, frente a la previsión de nieve aconseja viajar por carretera si es imprescindible y, en ese caso, ir muy atento y tener especial cuidado con las placas de hielo.
Por tanto, recomienda informarse de la situación meteorológica y del estado de las carreteras, extremar las precauciones, revisar el vehículo, los neumáticos, el anticongelante y los frenos, llenar el depósito de la gasolina y llevar neumáticos de invierno o cadenas y un teléfono móvil con batería de recambio o cargador, así como atender las recomendaciones de Tráfico.
En caso de quedar atrapado por la nieve recomienda permanecer en el coche, con la calefacción puesta, renovando cada cierto tiempo el aire y vigilar que el tubo de escape no esté obstruido para evitar que los gases penetren en el interior del vehículo y en caso de quedarse aislado y necesitar ayuda no tratar de resolver la situación de forma unilateral, tratar de informar de este hecho y, salvo que la situación sea insostenible esperar asistencia.
Frente a los fuertes vientos, los consejos de Protección Civil insisten en asegurar puertas, ventanas y todos aquellos objetos que puedan caer a la vía pública; alejarse de cornisas, árboles, muros o edificaciones en construcción y grúas que puedan desprenderse. También conviene abstenerse de subir a los andamios sin las adecuadas medidas de protección.
A los conductores, les recomienda extremar las precauciones, especialmente en la salida de túneles, adelantamientos y cruce con vehículos pesados en carreteras de doble sentido y prestar atención ante la posible presencia de obstáculos en la carretera.** Frente a los vientos en la costa, aconseja a las personas que estén en las zonas marítimas que procuren alejarse de la costa y de otros lugares bajos que puedan ser afectados por las elevadas mareas y oleajes que suelen generarse ante la intensidad de vientos fuertes.
A ese respecto, el mar adquiere condiciones extraordinarias en estas situaciones y puede arrastrar a las personas que estén en las proximidades. De este modo, recomienda evitar estacionar los vehículos en zonas que puedan verse afectadas por el oleaje y subraya la importancia de no poner en riesgo su vida ante las imágenes espectaculares del fuerte oleaje.
Ante la crecida de ríos, señala la conveniencia de que los ciudadanos residentes o que circulen por las áreas potencialmente afectadas adopten medidas de precaución, como mantenerse permanentemente informado, a través de la radio y otros medios de comunicación, de las predicciones meteorológicas y del estado de la situación; no conducir en áreas inundadas; abandonar el automóvil y buscar un terreno más alto cuando se vea rodeado por una corriente de agua.
También aconseja procurar circular, preferentemente por carreteras principales y autopistas; alejarse de vías y torrentes y no tratar de atravesar a pie vados inundados o corrientes de agua. En caso de tener que evacuar el domicilio, recomienda trasladar los artículos esenciales a los pisos más altos, cerrar las tomas principales de electricidad y gas y seguir las instrucciones de las autoridades.