Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Protección Civil alerta por nevadas en la mitad norte de la Península, con la cota a 500 metros

La dirección general de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior, de acuerdo con las predicciones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), alerta por fuertes nevadas en la mitad norte de la Península a partir de la tarde de este miércoles.
En el caso de la Sierra de Madrid, podrían producirse acumulaciones de 5 centímetros a partir de los 700 metros y en el resto, la cota de nieve podría bajar hasta los 500 metros.
En cuanto a las precipitaciones, las más intensas se localizarán este miércoles en el noroeste peninsular, especialmente en Galicia, Cordillera Cantábrica y zona noroccidental de Castilla y León. Además, se esperan lluvias intensas en Galicia, especialmente en A Coruña, donde se podrían acumular hasta 80 l/m2 en 12 horas. También se prevén lluvias en otras zonas del norte, así como en las islas más occidentales del archipiélago canario.
A medida que avance el día y, de cara al jueves, el frente frío se irá extendiendo al este peninsular y las precipitaciones en forma de nieve podrían ser muy fuertes también en Cantabria, País Vasco y norte de Castilla y León. En menor medida, se esperan nevadas en el resto de la meseta norte, Navarra, La Rioja, Pirineos y Sistema Central.
Por otro lado, se espera que el viento arrecie al paso del frente frío, especialmente en zonas de montaña y en el valle del Ebro.
Por ello, ante la previsión de nieve, si es imprescindible viajar por carretera, Protección Civil pide ir muy atento y tener especial cuidado con las placas de hielo, informarse de la situación meteorológica y el estado de las carreteras, extremar las precauciones, revisar el vehículo y atender las recomendaciones de Tráfico.
También aconseja revisar los neumáticos, anticongelante y frenos; tener la precaución de llenar el depósito de la gasolina y llevar neumáticos de invierno o cadenas. Si está atrapado en la nieve, recomienda permanecer en el coche, con la calefacción puesta, renovando cada cierto tiempo el aire, y vigilar que el tubo de escape no esté obstruido para evitar que los gases penetren en el interior del vehículo.
En caso de quedarse aislado y necesitar ayuda, Protección Civil pide no intentar resolver la situación por sí mismo, tratar de informar de este hecho y, salvo que la situación sea insostenible, esperar asistencia.
En caso de ir a la montaña, aboga por informarse de la predicción meteorológica de la zona a la que piensa ir; elegir la zona adecuada, en función de la preparación física y del conocimiento que se tenga de la montaña; informarse de la localización de los refugios o cabañas donde resguardarse en caso de descenso brusco de temperaturas, tormentas u otras condiciones meteorológicas adversas y llevar teléfono móvil, entre otros consejos.
Ante lluvias intensas, si va conduciendo, aconseja que se disminuya la velocidad, extremar las precauciones y no detenerse en zonas donde pueda discurrir gran cantidad de agua. Si tiene que viajar, hay que procure circular preferentemente por carreteras principales y autopistas.
En caso de tormentas súbitas y lluvias intensas, se debe tener en cuenta el lugar donde se aparcan los vehículos y aconseja no intentar salvar su automóvil en medio de una inundación. Si se encuentra en el campo, hay que alejarse de los ríos, torrentes y zonas bajas de laderas y colinas, evitando atravesar vados inundados. Igualmente, debe dirigirse a los puntos más altos de la zona.
Por último, ante fuertes vientos, conviene asegurar puertas, ventanas y todos aquellos objetos que puedan caer a la vía pública; alejarse de cornisas, árboles, muros o edificaciones en construcción y grúas que puedan desprenderse. Si va conduciendo, pide extremar las precauciones, especialmente en la salida de túneles, adelantamientos y cruce con vehículos pesados en carreteras de doble sentido; y prestar atención ante la posible presencia de obstáculos en la carretera.