Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Proyecto Gran Simio se ofrece a acoger a 10 chimpancés propiedad del Estado para que no sean sacrificados

La Asociación Proyecto Gran Simio se ha ofrecido a la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies amenazadas de fauna y flora silvestres (CITES), dependiente en España del Ministerio de Economía, para acoger en el santuario de chimpancés de Sao Paulo (Brasil), afiliado a esta organización, a al menos diez chimpancés que son propiedad del Estado y que se encuentran en un centro para primates con dificultades económicas. La única condición es que el traslado corra a cargo de la Administración.
Este ofrecimiento surge a raíz de la publicación de una noticia según la cual 135 primates de un centro privado estaban en peligro de ser sacrificados ante las dificultades que está atravesando dicha instalación.
En la carta enviada a CITES, que todavía no ha recibido respuesta, Proyecto Gran Simio califica de "error" el traslado de animales incautados a centros privados ya que, según indica, "pueden encontrarse en el futuro con problemas como el que ahora está viviendo este centro" y pide a la Administración que cuente con centros propios.
Además, Proyecto Gran Simio critica el Real Decreto 1.333/2006, que permite el sacrificio mediante eutanasia de especies amenazadas en el caso de que sea imposible o inadecuada su reintroducción en el medio silvestre o su cesión para su mantenimiento en cautividad.
"Un Real Decreto no puede permitir el sacrificio de animales en peligro de extinción sólo porque no se encuentre un centro que pueda mantenerlos. Sería contrario a lo que precisamente persigue el Convenio de Especies en peligro de Extinción", señala el director ejecutivo de Proyecto Gran Simio, Pedro Pozas. Por ello, la asociación se ha reunido con varios diputados para que propongan su derogación inmediata.
Para esta organización, los animales tanto exóticos como domésticos, deben dejar de ser tratados como "simples objetos de quita y pon" y convertirse en "sujetos" con derechos.