Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puig dice que el Cesicat hizo "ejercicios para diseñar estructuras futuras" pero "no pretende ser un CNI"

Confirma haber elaborado informes sobre perfiles abiertos de Internet para los Mossos y la Comisaría General de Información
El consejero de Empresa y Empleo de la Generalitat, Felip Puig, departamento del que depende el Centro de Seguridad de la Información de Catalunya (Cesicat), ha confirmado este viernes que este organismo hizo "ejercicios para diseñar estrcuturas futuras", pero que no es el Centro Nacional de Inteligencia "ni tiene vocación de serlo".
En una comparecencia en la comisión de Empresa y Empleo del Parlament, Puig ha asegurado que el Cesicat se limita a "defender la ciberseguridad" del Govern y las instituciones catalanas, y ha asegurado que el informe con membrete del Cesicat que aludía a una agencia nacional de seguridad era un documento de trabajo que jamás se elevó al Govern ni tiene rango oficial.
Ha explicado que al indagar en el origen del documento vieron que se engloba en "diferentes ejercicios para diseñar estructuras futuras", aunque ha asegurado que en ningún caso encargaron a una empresa el diseño de un hipotético CNI catalán.
Ha confirmado que el Cesicat ha dado "apoyo" a los Mossos d'Esquadra y a la Comisaría General de Información y que han elaborado informes para ellos de seguimientos de colectivos y movimientos que podían suponer un riesgo para la seguridad, pero siempre a partir de fuentes abiertas. Así, ha puntualizado que son investigaciones podría hacer cualquiera, pero que ellos cuentan con herramientas de rastreo más potentes que agilizan el trabajo.
En este sentido, se ha justificado diciendo que el Cuerpo de Mossos "requiere información para hacer tareas de prevención en seguridad pública" y ha explicado que el Cesicat en 2011 suscribió un convenio con el centro criptológico nacional que depende del CNI.
Sobre la presunta monitorización de los móviles de altos cargos de la Generalitat, Puig ha aclarado que encargaron dos trabajos: un primero de encriptamiento de los teléfonos de cargos del Govern para garantizar la seguridad de sus comunicaciones telefónicas y electrónicas, que sigue en marcha, y otro para los Mossos que permite dirigir de forma remota un teléfono, que se ha desestimado.
Este segundo estudio analizaba la posibilidad de poder acceder al teléfono de agentes de los Mossos a través de la aplicación 'Cerberus' para poder "darles cobertura en misiones sensibles" en las que no pueden tener acceso al sistema de comunicaciones habitual.
ROBO DE CREDENCIALES
Por otro lado, ha informado que un ataque informático mundial en septiembre de 2011, que supuso el robo de 6 millones de perfiles, afectó a 3.000 credenciales que correspondían a personal de la Generalitat, tanto de sus equipos particulares como de sus puestos de trabajo.
Por ello, el Cesicat decidió, para evitar cualquier riesgo, iniciar una política de renovación forzada de credenciales desde el 29 de abril de 2013.