Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puigdemont elogia la enseñanza catalana por resistir a los ataques al modelo lingüístico

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha afirmado este lunes que Cataluña tiene un buen sistema público de enseñanza, que "ha sabido resistir y responder con admirable solvencia a los intentos de destruir el modelo lingüístico".
En el acto de entrega de los XXXVIII Premis Baldiri Reixac en el Palau de la Generalitat, Puigdemont ha defendido que los catalanes confían y pueden confiar en este sistema, que ha mostrado buenos resultados a pesar de sufrir la crisis y sus consecuencias negativas, así como "diversos ataques, algunos con muy mala intención".
"Que este acto sirva para renovar los compromisos que como Govern, y como país en su conjunto, tenemos con uno de los tesoros de Cataluña, que es la educación y los valores que tiene inherentes", ha proclamado el presidente.
También ha afirmado que el modelo lingüístico es la base de la convivencia y la cohesión social, lo que lo convierte en "la base del futuro y del progreso de los ciudadanos".
"Pero que tengamos un buen sistema educativo no significa que sea indestructible", ha observado, apuntando a que todos los sistemas educativos del mundo, incluso los elaborados por un Estado, se encuentran sobre un entorno que puede ser frágil cuando hay ofensivas sobre las bases que lo construyen, que pueden causar efectos devastadores, ha alertado.
"ORGULLO DE PAÍS"
Puigdemont ha asegurado que siente "orgullo de país" ante los tres proyectos educativos y las 12 escuelas premiadas este lunes por la Fundació Carulla, sobre los que ha destacado que tienen un gran impacto en la ciudadanía y en el entorno.
El presidente ha alabado el compromiso de la fundación y la familia Carulla, que permiten agradecer y reconocer con estos premios el talento y el esfuerzo de las personas y los centros educativos que buscan la excelencia, unos casos que llenan de alegría y animan a continuar trabajando en la educación y el compromiso en sus valores, que son "objetivos nucleares para la construcción de un país".