Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Punta Umbría despide a los dos jóvenes fallecidos en un accidente de tráfico

La conmoción reina en el pueblo de Punta Umbría en Huelva, donde este lunes han sido enterrados los dos jóvenes fallecidos en un accidente de tráfico. El Ayuntamiento de la localidad ha decretado tres días de luto oficial en señal de duelo por la muerte de los chicos, uno de 22 años y el otro de 18 en el incidente en el que hay tres heridos. Fuentes cercanas a la investigación barajan la posibilidad de que tanto el conductor, como el resto de los ocupantes del coche no llevaban el cinturón de seguridad.
El suceso ocurrió el pasado domingo cuando el vehículo en el que viajaban los chicos se ha salido de la vía, ha chocado contra la barrera de seguridad tras lo cual ha volcado.
La investigación en curso  aún no ha determinado las causas del accidente, aunque las primeras hipótesis barajan que la lluvia caída pudo influir en las condiciones de la carretera. Otro punto, por determinar es la sospecha de que ninguno de los chicos llevaba puesto el cinturón de seguridad.
El accidente ha ocurrido de madrugada en el kilómetro 106,300 de la A-92 que une Sevilla con Almería, cuando los chicos, conocidos en todo el pueblo, regresaban de Málaga. En el siniestro no hubo otros vehículos implicados.
Los dos fallecidos, Antonio, el conductor del vehículo, tenía 22 años y Esteban, uno de los acompañantes 18 años recién cumplidos, mientras que los tres heridos tienen edades comprendidas entre los 17 y 18 años.
El alcalde, Gonzalo Rodríguez Nevado ha expresado en nombre del pueblo "enorme pesar" por el trágico suceso, que ha llenado de dolor a todos los ciudadanos de esta localidad al tiempo que han puesto al servicio de sus familias todos los servicios municipales que puedan necesitar.
Rodríguez Nevado ha ordenado que las banderas municipales ondeen a media asta, así como la suspensión de todos los actos oficiales previstos durante los tres días de luto.