Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Qurban Al Khaqan, refugiado afgano en España: "Los países creen que la guerra terminó, pero es mucho peor que antes"

Qurban Al Khaqan es refugiado afgano y trabaja en la Comisión Española de Ayuda al Refugiado CEAR). Llegó a España hace tres años con un visado huyendo de los talibanes, de quienes había recibido amenazas por trabajar como jefe de seguridad en un campamento de la ONU y negarse a colaborar con sus actividades terroristas.
"Cuando trabajaba en el campamento de la ONU recibía llamadas y amenazas de muerte de los terroristas, que querían utilizarme para sus actos terroristas. Tuve suerte, conseguí un visado de España y tuve que salir y dejar mi trabajo, que me gustaba mucho. Cuando salí, mi familia huyó también y fue a Pakistán", ha explicado durante la presentación del informe de CEAR.
Según ha asegurado, pese a que la coalición internacional que intervino en Afganistán se retiró y dio la guerra por terminada (las únicas fuerzas que permanecen lo hacen instruyendo al ejército y fuerzas de seguridad afganas), la situación actual del país es "peor que antes" tanto en términos de violencia como en niveles de corrupción.
"Los países y las fuerzas internacionales creen que han cumplido sus obligaciones y condiciones y se han ido, pero ahora es mucho peor que antes. Solo ha cambiado la vida de las personas más importantes, como las personas que tienen poder y dinero, que ahora tienen más dinero, son más fuertes y tienen más libertad. Pero las personas que viven en pueblos viven peor que antes. No tienen seguridad, no puede moverse y están viviendo como refugiados en sus países", ha asegurado.
De hecho, ha acusado al Gobierno de Afganistán de ser uno de los gobiernos "más corruptos del mundo" pese a que el propio gobierno dice que "todo está bien".
"Antes había una guerra y los terroristas tenían miedo a ir a las ciudades, ahora pueden hacer cualquier cosa con el apoyo y ayuda de personas que están dentro del Gobierno. La policía detiene terroristas y el gobierno los libera. Eso no sale en televisión", ha asegurado.
A ello se suma, según ha explicado, los problemas y la división interna del país tras 30 años de guerra que han provocado que "haya muchos odios en la cabeza y corazón de las personas, entre ellos". "No pueden aguantar a personas de otras tribus y el Gobierno, que tenía dinero y apoyo de todo el mundo, de Europa y de América, no ha hecho nada para cambiar la situación del país y la vida de las personas normales", critica.
EL SEGUNDO PAÍS DEL MUNDO QUE EMITE MÁS REFUGIADOS
Según Al Khaqan, la situación por la que atraviesa el país es la razón por la cual Afganistán es el segundo país del mundo con mayor éxodo de población, con "casi tres millones de refugiados", según datos de CEAR, y solo superado por Siria.
Pese a ello, los afganos están excluidos del programa de reasentamiento de refugiados de la UE, tal y como ha recordado CEAR, porque Bruselas sólo incluyó a aquellas nacionalidades en las que de media, más del 75% de las solicitudes de asilo son admitidas en primera instancia: Iraquíes, Sirios y Eritreos.
"Hoy hay miles de afganos y afganas atrapados en Grecia e Italia porque no pueden acceder al programa de reubicación. Es algo absolutamente discriminatorio", ha condenado la secretaria general de CEAR, Estrella Galán.
Al Khaqan reconoce que él "tuvo suerte" por poder conseguir un visado y huir a España, pero subraya que hay "miles de personas que salen de sus países sin visados que cruzan fronteras, países, el mar y las playas" y que "corren ese riesgo para buscar una vida buena, normal y con paz" para después quedar esperando en malas condiciones en Turquía y Grecia para poder solicitar asilo.
"Solo quiero pedir una cosa al Gobierno de España y a organizaciones como CEAR: que, si es posible, vayan un poco más rápido porque va a ser mucho mejor. Como yo hay muchos refugiados que están esperando en los campos y centros de acogida y es muy difícil esperar. Ahora mismo en Turquía y Grecia hay muchos niños, familias y mujeres que están sufriendo en ese camino, que pasan problemas físicos y mentales y riesgo para sus vidas, y que esperan para llegar aquí", ha subrayado.
TRES AÑOS SIN VER A SU MUJER Y A SU HIJO
El solicitante de asilo ha explicado que lleva tres años sin poder ver a su hijo, que no pudieron conseguir un visado para viajar con él a España y tuvieron que ir a Pakistán. Mientras él al llegar a España recibió la ayuda de CEAR y de trabajadores sociales, abogados y psicólogos, su mujer e hijo se encuentran en Pakistán sin esa ayuda, sin "nadie que les ayude con una buena palabra". "Es muy difícil para ellos y como nosotros hay miles de personas de distintos países", ha asegurado.
Al Khaqan llegó a España con un visado y solicitó asilo en el país pero "solicitó tarde" la reagrupación familiar. "Quería ver a mi familia y creí que después de seis meses o, como máximo, un año íbamos a poder vivir aquí. A los dos años de llegar conseguí un permiso de residencia para un tiempo largo y creí que podía pedir reagrupación familiar, pero antes de tenerlo no tenía derecho a pedirlo. Yo soy un hombre y puedo tirar mi vida de cualquier manera, pero ellos no tienen a nadie que les ayude", ha indicado, tras pedir que "si se puede se gestionen los casos un poco más rápido".
Por su parte, Estrella Galán ha señalado el caso de Al Khaqan como un caso "llamativo" que pone de manifiesto "la incoherencia que hoy por hoy plantea la UE" por no incluir Afganistán en el acuerdo de reubicación y que deja a "miles y miles de personas atrapadas sin saber qué va a ser de su futuro". "Es algo que saltan todas las alarmas", ha criticado. Además, ha recordado que poder vivir en familia es un derecho y que desde la UE "no se están teniendo en cuenta esas consideraciones".