Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy delega en Margallo la representación de España en la cumbre humanitaria de Estambul sobre refugiados

Médicos sin Fronteras tampoco participará para mostrar su rechazo con la agenda de la cita
El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha delegado en el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, la tarea de representar a España en la cumbre humanitaria de Estambul, la primera cita de este tipo con la que la ONU pretende alertar del drama sin precedentes desde la II Guerra Mundial que conflictos por todo el mundo están causando en términos de pérdida de vidas humanas y refugiados.
Rajoy, que preside un Gobierno en funciones y está inmerso en plena precampaña electoral, no será ni mucho menos la única baja. Ni EEUU, Rusia, o Francia, miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, estarán representados a nivel de jefe de Estado.
De los europeos, han confirmado su asistencia la canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro holandés, Mark Rutte, cuyo país asume la presidencia de turno del Consejo de la Unión. También se espera en Estambul al emir de Kuwait, jeque Sabah al-Ahmad al-Sabah; al presidente de Níger, Mahamadou Issoufou, y al primer ministro libanés, Tammam Salam, cuyo país acoge a más de un millón de refugiados sirios.
Pero sin duda una de las bajas más llamativas será la de la organización humanitaria Médicos sin Fronteras, que se ha descolgado de la cita, de la que solo espera un compendio de buenas intenciones, y poca concreción a la hora de actuar.
Hospitales de Médicos sin Fronteras han sido recientemente atacados en Siria, Yemen o Afganistán con total impunidad, por eso la organización internacional quiere llamar la atención con su ausencia sobre el fracaso de la comunidad internacional a la hora de hacer cumplir el derecho internacional humanitario.
Margallo llegará a Estambul en la tarde del lunes para la cena que ofrecerá el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, a las delegaciones asistentes a la cita.
RENDICIÓN DE CUENTAS
El jefe de la diplomacia tiene previsto intervenir el martes en varias sesiones de la cumbre, como aquélla en la que se hablará de la rendición de cuentas en caso de violaciones al derecho internacional humanitario.
En esta cuestión, España promovió recientemente una resolución en el Consejo de Seguridad de la ONU, aprobada por unanimidad, que condena los ataques contra médicos y hospitales en conflictos armados e insta a los Estados a investigar estas violaciones de Derecho Internacional Humanitario y a tomar medidas contra los responsables. García-Margallo también hablará en otra mesa dedicada a discutir sobre la protección de los periodistas en conflictos.
Por estar en funciones, España no puede asumir nuevos compromisos financieros en esta cumbre, como sí podrían hacer en cambio otros países donantes, explican fuentes del Ejecutivo.
En la delegación española que participará en la cumbre se incorporará un alto cargo de la Xunta de Galicia, como representante de las Comunidades Autónomas, así como un miembro de la Coordinadora de ONG para el Desarrollo españolas.