Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy insiste en que los índices de pobreza están mejorando y el PSOE avisa de que su herencia será la desigualdad

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha insistido este martes en que los índices de pobreza están mejorando, "están cambiando los indicadores" y ya se están viendo "datos positivos", aunque "aún queda mucho por hacer", mientras que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha avisado de que la herencia del PP tras esta legislatura será la desigualdad entre los españoles.
Este cruce de afirmaciones se ha producido durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados, donde el socialista ha querido que el jefe del Ejecutivo aclarase si entre sus prioridades se encuentra la lucha contra la pobreza.
Sánchez ha lamentado que España es el país "más desigual" de la UE, tras Letonia, con 2,7 millones de niños que sufren riesgo de exclusión social, según UNICEF, y cinco millones de españoles en riesgo de exclusión severa, según Cáritas. "¿Va el presidente a considerar prioritaria la lucha contra la pobreza?", le ha preguntado.
UNA PRIORIDAD DESDE EL PRINCIPIO
El presidente del Gobierno ha reiterado que la pobreza es una prioridad del Gobierno desde el principio de legislatura, ya que los indicadores de pobreza y de desigualdad aumentaron en la legislatura socialista de 2008 a 2011. "Por eso nos hemos tenido que ocupar de eso", ha argumentado.
A su juicio, el factor que "más incide" en la pobreza y en la desigualdad es el paro y cuanto más desempleo hay, más pobreza hay. Por eso, ha defendido que hay que hacer políticas económicas que luchen contra el paro, y combinarlas con prestaciones sociales "adecuadas" y "buenos" servicios públicos.
"Es lo que nosotros hemos hecho y lo que ustedes no han hecho", ha reprochado al socialista, al mismo tiempo que ha defendido que el Gobierno está emprendiendo una política económica que crea empleo, rompiendo la dinámica que estableció el PSOE.
"Esto es muy positivo, como el que hayamos podido mantener el sistema de pensiones, las partidas de desempleo, consolidar y prorrogar el plan Prepara, el plan nacional de infancia y de adolescencia y dedicar el fondo social europeo a la inclusión", ha añadido.
Rajoy ha insistido en que todas estas medidas han permitido que los indicadores de la UE sobre riesgo de pobreza y de exclusión social "ahora empiecen a mejorar". "Después de estar en el Gobierno vienen a hacer propuestas. Podían haberlo hecho en su día y nos hubieran evitado muchos problemas", ha sentenciado.
LA DESIGUALDAD EN ESPAÑA
Por su parte, Sánchez ha criticado al Gobierno porque, en su opinión, el Ejecutivo del PP ha abandonado la lucha contra la pobreza ya que en España, en la actualidad, hay siete millones de españoles que sufren pobreza energética y hace dos semanas, por ejemplo, se rechazó con los votos de los 'populares' en la Cámara Baja una propuesta de tarifa social para garantizar el suministro que rechazaron.
Es más, ha lamentado que la reforma laboral emprendida por el Gobierno ha precarizado las relaciones laborales y el 15 por ciento de los españoles sufra pobreza laboral, mientras el 13 por ciento ve cómo aumentan sus grandes patrimonios.
Igualmente, ha recordado que el PSOE ha pedido la revisión al alza del salario mínimo interprofeiosnal para llegar al 60% del suelo medio y el PP lo ha rechazado, a la vez que ha lamentado que el año pasado tuvieron lugar 38.000 desahucios y mientras tanto, con los impuestos de los españoles el Gobierno esté comprando viviendas vacías a la banca, al mismo tiempo que rechazan la propuesta de crear un parque de vivienda social público.
"Habla mucho de herencia, pero la suya va a ser la desigualdad y por eso le digo que gobierna para el 10% de la población española, que nada tiene que ver con el desempleo ni tampoco con la pobreza, que sufren muchos niños. Haga algo, actúe y le vuelvo a insistir en que comparezca la proximal semana en un pleno extraordinario para hablar de la corrupción", ha concluido el líder de los socialistas.