Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy dice que en la reforma hay puntos "controvertidos" y fija el objetivo en "una ley que sirva a la mayoría"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha reconocido este miércoles ante el Pleno del Congreso que en el anteproyecto de reforma de la legislación de aborto "hay algunos puntos que, sin duda alguna, son controvertidos" y ha afirmado que el objetivo es lograr "una ley que sirva a la mayoría de la sociedad".
En respuesta a la diputada del BNG Olaia Fernández Dávila, que le ha planteado si retirará el anteproyecto de Ley de Protección de la Vida del Concebido y de los Derechos de la Mujer Embarazada, Rajoy ha incidido en que el texto propuesto "se va a someter a debate".
"El Gobierno está dispuesto a hablar con usted y con todos aquellos que tengan una opinión en este asunto en el que sería bueno llegar a algún tipo de entendimiento para evitar que como se ha hecho en otras ocasiones se rompa unilateralmente el consenso", ha contestado.
En este sentido, ha incidido en que la normativa sobre aborto en España fue modificada "unilateralmente" por el Gobierno del PSOE y que su objetivo, por el contrario, es el consenso. "No se trara de buscar una legislación acorde con los principios personales o individuales de ninguna persona ni ningún sector ni que imponga una posición personal de ninguna persona, sino que sea acorde con la doctrina del Constitucinal, respetuosa con los derechos de todos y que valga para la mayoría de la sociedad", ha sentenciado.