Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy: "Mis colegas europeos me han dicho que las cosas se están haciendo muy bien"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy,ha asegurado esta tarde en Milán que sus colegas europeos le han trasladado que "las cosas se están haciendo muy bien" y que "están muy satisfechos con la información que se le está dando". También ha defendido la gestión que está haciendo la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, tras confirmarse el primer contagio de ébola en España, y ha reconocido que, de lo contrario, "no sería la ministra de Sanidad".

"Por supuesto, si no la apoyara evidentemente no sería la ministra de Sanidad, como ocurre con todos los miembros de mi Gobierno", ha aseverado Rajoy en la rueda de prensa posterior a la cumbre de jefes de Estado y Gobierno de la Unión Europea sobre empleo juvenil que se ha celebrado en Milán (Italia).
En dicha reunión, según ha reconocido el propio presidente del Ejecutivo, ha comentado con varios "colegas" cómo está la situación en España tras confirmarse el contagio por ébola de una de las enfermeras que atendió al misionero Manuel García Viejo tras ser repatriado.
No obstante, ha asegurado, en estas conversaciones le han trasladado que "las cosas se están haciendo muy bien" y que "están muy satisfechos con la información que se le está dando".
Asimismo, Rajoy ha admitido que se trata de "un tema serio e importante" y, por ello, ha dado "instrucciones" de "dar la máxima información y hacerlo con la máxima transparencia", algo que, como ha aseverado, "se está haciendo".
"Todos los días en que sea necesario dar una rueda de prensa o hacer un comunicado si no hay novedades importantes, lo haremos", ha insistido Rajoy. No obstante, cree que se debe mandar un mensaje de "tranquilidad" dado que "es muy difícil que afecte a muchas personas".
Asimismo, el presidente del Gobierno cree que se deben establecer unas "prioridades" que, en este momento, son atender a las personas que han contraido el ébola, vigilar la evolución de las personas que han tenido contacto y saber por qué se produjo ese contagio.
Sobre esto último, ha reconocido que "hoy hemos escuchado alguna noticia" pero las investigaciones aún no han terminado.
Además, ha defendido que España tiene unos profesionales sanitarios con una competencia "acreditada" en los que hay que confiar y a los que hay que hacerles caso. "Tenemos defectos probablemente en otras materias, pero desde luego en materia sanitaria tenemos profesionales de los mejores", ha defendido.