Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rechazado el archivo de la causa contra el hermano de Miguel Carcaño y su novia

De este modo, la Sección Primera de la Audiencia Provincial ha decidido mantener la imputación para ambos al entender que existen los indicios suficientes para ello, todo ello tras la vista celebrada ayer lunes en la que los abogados de Francisco Javier y María expusieron sus argumentos para el archivo de la causa contra sus patrocinados, mientras que el abogado de la familia de Marta y la Fiscalía se opusieron a ello. 
El abogado de la familia de Marta
En la misma línea se pronunció el abogado de la familia de Marta del Castillo Casanueva, José María Calero, quien indicó a los medios de comunicación que, en el caso de Francisco Javier Delgado, "existe una proximidad directa con los hechos", pues, según dijo, estuvo en su piso de Leon XIII "inmediatamente antes y después" del presunto crimen.
Además, el letrado de la familia puso de manifiesto que, entre las 00,00 y las 5,00 horas del día 25 de enero, cuando supuestamente tuvieron lugar los hechos, el hermano del asesino confeso "cuenta con una coartada muy débil", mientras que sobre María García dijo que "tenía que estar necesariamente en la vivienda cuando se hicieron las maniobras necesarias para ocultar y deshacerse del cadáver".
Por su parte, los abogados tanto de Francisco Javier como de su novia pidieron el archivo de la causa contra sus patrocinados al entender que no existen pruebas de la participación de ninguno de ellos en los hechos, por los que se imputa además a Miguel Carcaño, a Samuel Benítez y al 'Cuco', aunque este último procedimiento está siendo tramitado por el Juzgado de Menores.
En esta línea, el representante legal de Delgado subrayó durante la vista que "no hay ninguna prueba, ni biológica ni de ADN", que acredite la participación de su cliente en los hechos, asegurando que a las 2,00 horas del día 25 de enero del presente año hay una llamada que ubica a Francisco Javier en la calle Luis Montoto, mientras que a las 3,00 horas se encontraba cerrando el bar en el que trabajaba.