Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Reclama un lugar seguro para los enfermos con sensibilidad química múltiple

Paqui Gutiérrez, de 50 años, sufre el síndrome de sensibilidad química múltiple desde hace ocho años. Ha tenido que jubilarse anticipadamente porque no podía seguir trabajando. Ahora reclama un lugar seguro para vivir.