Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Reclaman en Zaragoza el aragonés como lengua propia frente al catalán

La Plataforma No Hablamos Catalán, se ha manifestado hoy por el centro de Zaragoza bajo el lema "No a la imposición del catalán en Aragón". EFEtelecinco.es
La Plataforma No Hablamos Catalán ha celebrado hoy una protesta en Zaragoza para rechazar la intención del PSOE y de CHA de "imponer" el catalán en Aragón como lengua propia y reivindicar como aragonés el habla de la franja oriental.
Los manifestantes han reivindicado el idioma aragonés de esa comarca, la vuelta de los bienes sacros retenidos en Lleida y han mostrado un "frontal rechazo" a la imposición del idioma catalán en Aragón.
El presidente de la Plataforma, Lorenzo Pastor, ha explicado en una nota de prensa que la organización agrupa a cincuenta entidades con diferentes sensibilidades pero "con un nexo de unión muy fuerte como es la defensa de la identidad y la integridad territorial de Aragón frente a aquellos que quieren oscurecer nuestra cultura".
La organización invita a los "catalanistas" de Aragón a un debate público, "con luces y taquígrafos, no de espaldas a la opinión pública", al tiempo que aseguran que disponen de todos los argumentos históricos, filológicos y socio-culturales que avalan su posicionamiento.
La PNHC se muestra a favor de la convivencia de la lengua castellana y las modalidades propias aragonesas y rechaza el "conflicto artificial" que el presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, y CHA "están creando por su anhelo común de imponer el catalán en Aragón".
La manifestación ha finalizado con la lectura en español y aragonés de un manifiesto en el que se ha expresado la necesidad de "defender nuestras modalidades lingüísticas aragonesas, nuestro patrimonio cultural, así como nuestra identidad en una sintonía y convivencia perfecta entre todos los ciudadanos, huyendo de imposiciones lingüísticas y culturales que solo provocarán conflicto y rechazo entre los propios aragoneses".