Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Reconstrucción de la tragedia sucedida en el Jerte

Estamos justo en el lugar donde ocurrió el accidente, de hecho todavía pueden verse restos como los anclajes y las cuerdas por los que estaba bajando la familia  mientras el monitor les esperaba abajo, en ese momento una inmensa ola de agua, llegó, les golpeó y ellos cayeron barranco abajo.

La pregunta ahora es, ¿pudo evitarse?, ayer había aviso amarillo por lluvias y tormentas, pero el monitor consideró que el nivel de las aguas, que era parecido al de ahora, estaba bien y por eso siguió adelante, el problema es que más arriba se había taponado el agua y se había formado una balsa y con la crecida del río, bajó como una ola gigantesca y convirtió todo esto, es una ratonera, por eso la familia perdió la vida. Tanto el niño como el monitor se salvaron porque abajo hay una pared que actuó como paraguas. El caudal bajaba tan crecido que los cuerpos de las niñas quedaron encajonados a 500 metros, donde trataron de reanimarlas durante dos horas, sin éxito.

¿Por qué hubo una crecida tan repentina de las aguas?, nos dicen los vecinos que hace dos meses hubo un incendio forestal y todo el cauce está sucio, lleno de ramas, llenos de cenizas y eso pudo crear un tapón y una balsa de agua que se rompió y creó esta ola inmensa.