Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Rectora de la UGR, convencida de que todas las universidades aplicarán la moratoria en los grados de tres años

La rectora de la Universidad de Granada, Pilar Aranda, ha subrayado este jueves que la moratoria para la implantación de los nuevos grados de tres años hasta septiembre de 2017, que ha ratificado la Asamblea General de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE), es "de obligado cumplimiento" para todos los miembros de este organismo y se ha mostrado convencida de que, incluso las universidades que votaron en contra, lo cumplirán.
Aranda se ha pronunciado de este modo a preguntas de los periodistas después de que el miércoles la votación a favor del retraso de la implantación de los nuevos títulos fuera mayoritaria, 64 a favor, dos en contra y cinco abstenciones. Se trata de una decisión vinculante, de manera que los centros que incumplan este acuerdo podrían ser expulsados de la CRUE.
La rectora ha defendido que los miembros de una asociación en la que están "libremente" están obligados a cumplir los acuerdos que se adoptan de manera mayoritaria, como ha ocurrido en este caso.
No obstante, ha matizado que incluso los rectores de las universidades que votaron en contra de la moratoria manifestaron en su intervención que la aplicarán, de modo que "difícilmente se puede expulsar a alguien que asume lo que dice la mayoría", ha argumentado.
Ha recordado que la mayoría de los dirigentes universitarios no ven coherente que una misma carrera tenga una duración distinta en función del centro que la imparta, de manera que sólo admiten tres años para los grados de nueva creación y que no tienen ninguna semejanza con los ya existentes.