Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rectores madrileños acusan a la Administración de "ningunearles" y adoptar medidas que "perjudican" a la sociedad

La apertura del curso se realiza "en el momento más difícil de la historia reciente" y en un clima de "crispación" y "desasosiego" ((Esta noticia sustituye la anterior por un error en el primer y segundo párrafo))
La apertura del curso se realiza "en el momento más difícil de la historia reciente" y en un clima de "crispación" y "desasosiego"
((Esta noticia sustituye la anterior por un error en el primer y segundo párrafo))
El rector de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), Carlos Conde, ha acusado a las Administraciones nacionales y regionales de "ningunear" a los legítimos representantes de las seis universidades madrileñas y de adoptar medidas que "a medio plazo pueden causar un serio prejuicio a la sociedad".
"No es solo que se nos exija hacer las mismas actividades con menos recursos, sino que además de ello, y no es el caso de la directora general de Universidades e Investigación, Rocío Albert López-Ibor, se traslada al entorno una visión tan dañina como falsa de la realidad universitaria", ha reprochado el rector de la UPM, durante el acto de apertura del nuevo curso académico universitario y tras la intervención de Albert López-Ibor.
A renglón seguido, Conde ha recriminado que, además, el Gobierno regional "se ningune a los legítimos representantes de las universidades madrileñas y se adopten medidas que a medio plazo pueden causar prejuicios en la sociedad". En palabras del rector, esto produce "crispación en los ánimos de algunos, que inducen a situaciones de desasosiego e incertidumbre".
De esta forma, Conde ha destacado que la apertura de este nuevo curso se realiza "en el momento más difícil de la historia reciente". Todo ello, a pesar del esfuerzo que han hecho las universidades madrileñas para ajustar sus presupuestos durante los cursos anteriores con "brutales recortes".
Por ello, Conde ha advertido de que las universidades se encuentran en una "situación límite en la que es necesario el apoyo del Gobierno regional y nacional para no producir daños irreversibles en el frágil sistema de Educación e Investigación" de los centros de enseñanza superior.
ADVIERTE DE LAS CONSECUENCIAS DE LA SUBIDA DE TASAS
Asimismo, Conde ha advertido de que "está en riesgo" el acceso a la formación superior de los jóvenes debido a la subida de tasas y ha criticado "un sistema de becas en el que cada vez menos pueden acceder a ellas". Así, ha destacado que las demandas de los rectores se extienden a toda la comunidad universitaria y ha apuntado que "bueno sería ser más sensibles con las opiniones de los ciudadanos".
En esta línea, ha exigido al Gobierno regional, en nombre de los seis rectores madrileños, que "no enfoque la universidad como mero gasto, sino como la mejor inversión de futuro". Así, Conde ha reiterado que los rectores están siempre predispuestos al diálogo, pero ha lamentado que este no haya sido "suficiente".
Así, citando una frase del discurso de inicio del curso 2011-2012 del rector de la Universidad de Salamanca, Daniel Hernández Ruipérez, ha dicho a los representantes políticos que "es difícil pensar que no haya partes del presupuesto que se puedan recortar antes que la educación". "Es difícil pensar que la educación no sea lo último en recortar cuando se piensa en el futuro de una universidad", ha subrayado.