Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Reducen el nivel de alerta sobre el volcán colombiano del Galeras

Las autoridades vulcanológicas del suroeste de Colombia degradaron hoy al nivel dos o naranja la alerta sobre el volcán Galeras, que el viernes registró la tercera erupción explosiva en un mes.
Una reducción notable por lapsos largos en la actividad sísmica de la cima andina llevó al Observatorio Vulcanológico y Sismológico de la ciudad de Pasto a bajar la alerta, cuya declaración en el nivel máximo, el rojo, estuvo vigente veinticuatro horas.
El centro científico explicó en un nuevo informe extraordinario que la actividad sísmica del volcán se ha reducido a señales que se correlacionan con procesos de emisión de gases.
Asimismo, el servicio vulcanológico dijo que el Galeras expulsó este sábado una ceniza fina de cuya caída se recibieron reportes de La Llanada y Sandoná, localidades de Nariño, departamento del que Pasto es capital.
La emisión de dióxido de azufre también se ha mantenido, agregó el Observatorio de Pasto, e indicó que este gas, que es de origen magmático, se ha dispersado hacia el noroeste de la cumbre en actividad.
Las buenas condiciones atmosféricas que prevalecieron en las primeras horas del día les permitieron a los expertos del centro científico "observar algunas columnas de gases con algo de cenizas, que alcanzaron alturas hasta de 2.000 metros sobre la cima", según precisó el mismo informe.
La erupción del viernes por la tarde es la tercera de naturaleza explosiva que registra el Galeras en las últimas cuatro semanas y que, en todos los casos, ha dado origen a la declaración del nivel de alerta uno, que significa "erupción inminente o en curso".
El Observatorio de Pasto resaltó que estas tres erupciones explosivas han liberado de manera parcial la presión acumulada en el "sistema volcánico", pero advirtió de que es necesario que se mantenga atención especial al proceso de actividad ante la presencia de material magmático en la superficie.
Los fenómenos previos se presentaron los días 14 y 20 de febrero pasado, y además de la alerta roja, llevaron a las autoridades a ordenar la evacuación de las comunidades de la zona de riesgo, como lo establecen los protocolos para estas emergencias.
Unas 8.000 personas viven en el área de influencia del Galeras, que se reactivó en 1988 y que cinco años más tarde registró una erupción en la que murieron nueve expertos que subieron a la cima en tareas de investigación.
La zona de riesgo está formada por zonas rurales de Pasto y seis localidades situadas en los alrededores del volcán, que tiene una altitud de 4.276 metros y dista unos 700 kilómetros de Bogotá.