Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

De padre a madre de familia tras una operación de cambio de sexo

Familiatelecinco.es

Tras doce años de matrimonio, Glenn le confiesa a su mujer Stacy su sueño: quiere ser mujer. Ahora, bajo el nombre de Samantha, el matrimonio es más feliz que nunca. Comparten ropa, maquillaje y trucos de belleza sin la depresión que sufría por no poder mostrarse como realmente es.

Gleen se puso en pie y le dijo a su mujer que tenía algo importante que contarle. Ella, con los nervios a flor de piel, estaba convencida de que le diría que había encontrado a otra pareja. Pero jamás se podía imaginar la realidad: su marido había decidido convertirse en mujer. En sus primeros años de noviazgo, había contado que tuvo "una etapa" homosexual, pero su mujer no podía hacerse a la idea de que en realidad no se sentía cómodo con su cuerpo.
A sus 44 años, Samantha se está hormonando para poder sentirse a gusto consigo misma. Aunque su mayor temor era perder a su pareja y a sus hijos, su familia lo ha aceptado y se sienten orgullosos. Comenzó el proceso de transformación poco a poco, dejando la confesión final para su importante puesto de trabajo como abogado penalista. Ahora, desde el colegio de sus hijos, hasta sus clientes y su mujer, están satisfechos con su decisión.
Al principio, sus cuatro hijos tuvieron miedo al pensar que perdían a su progenitor. Se preguntaban si sus padres continuarían estando juntos. Pero al ver que nada cambiaba, y que solo era un cambio físico, sus preocupaciones desaparecieron, pese a que los niños lo sigan llamando 'papá'.
“Siempre había pensado que Glenn y yo teníamos una estrecha relación en la que nos podíamos contar cualquier cosa. Me dolió que no había sido capaz de confiar en mí antes”, señalaba Stacy. “Nunca había pensado en dejar a Glenn. Creo que el matrimonio es para toda la vida, y a pesar de todo, siempre nos habíamos llevado bien. Y pude ver que nuestro hogar con Samantha era mucho más feliz que con Glenn.”