Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Reina conoce las investigaciones del CSIC en la Estación Biológica de Doñana y los retos del espacio

La Reina doña Sofía ha llegado este jueves sobre las 13.30 horas al Parque de Doñana para visitar su Estación Biológica, donde ha mantenido una reunión con los científicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) con el fin de conocer sus proyectos de investigación y visitar hasta este viernes algunos de los espacios más emblemáticos de la zona.
Con atuendo informal y de copiloto en el minibus del parque, su Majestad ha llegado a la sede del CSIC y ha caminado junto a autoridades políticas y científicos hacia el laboratorio 'Luis Bolín', donde ha mantenido una reunión con el presidente del Consejo, Emilio Lora-Tamayo, y el director de la Estación Biológica, Juan José Negro, y demás expertos, que le han explicado los retos del espacio natural con hitos científicos como la investigación sobre la genética del lince ibérico y las estrategias para su reintroducción; las águilas imperial y pescadora, el gato montés o la tortuga boba.
En estos dos días está previsto que la Reina visite algunas de las zonas más significativas del Espacio Natural de Doñana, como la duna Cerro de los Ánsares; el Cerro del trigo; la playa y la conocida como 'Pajarera' de Doñana, compuesta por alcornoques centenarios en los que nidifican colonias de aves; el Palacio de Doñana; la casa del Martinazo o la Duna del Turista. Sobre las 13.00 horas del domingo, visitará el centro de cría del lince ibérico, el Acebuche, donde conocerá el estado actual del proyecto de recuperación de esta especie.
La Estación Biológica de Doñana tiene como misión fundamental llevar a cabo una investigación multidisciplinar al más alto nivel, y dirigida a la comprensión, desde un punto de vista evolutivo, de la forma en que se genera la biodiversidad, la forma en que se mantiene y deteriora, además de las consecuencias de su pérdida y de las posibilidades de su conservación y restauración.
La Reserva Biológica de Doñana se encuentra dentro del Parque Nacional y consta de dos fincas, la Reserva Biológica de Doñana propiamente dicha, con 6.794 hectáreas, que pertenece y es gestionada por el CSIC, y la Reserva Biológica del Guadiamar, con 3.214 hectáreas, que pertenece a WWF/Adena, aunque su gestión administrativa y científica le corresponde también al CSIC.
Fue creada en 1964, por lo que cumple ahora 50 años, gracias a José Antonio Valverde, biólogo, naturalista y ecólogo, que encabezó varios movimientos para preservar las marismas del Guadalquivir en los años 50. Los esfuerzos de Valverde para preservar Doñana y fundar un instituto de investigación se hicieron realidad en enero de 1965, con la creación de esta Estación Biológica.
El propósito inicial del centro era proporcionar un refugio a las especies en peligro de extinción --entre ellas el lince ibérico-- y que las aves migratorias tuvieran un lugar donde pasar el invierno. En un principio su actividad científica se centró en el ámbito de Doñana, pero el campo de actuación se amplió pronto a otros ecosistemas, tanto dentro como fuera de España.
Actualmente, la Estación Biológica coordina todos los proyectos de investigación que se llevan a cabo en el Parque Nacional de Doñana (52.000 hectáreas), así como en toda el área protegida (Parques Nacional y Natural, en total 104.970 hectáreas). La Reserva Biológica constituye el corazón de Doñana, dentro del amplio Espacio Natural.