Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Letizia, de reina a hada madrina

Entre el Ismael de septiembre de 2014 y el de ahora hay año y medio y veinte centímetros de diferencia. Los ha crecido gracias a un tratamiento médico contra su retraso del crecimiento. Un logro en el que ha tenido mucho que ver la Reina. Ismael la conoció el día que los Reyes visitaron su cole y él les pidió ayuda: la sanidad pública no le financiaba un tratamiento, muy caro, que podían hacerle crecer. Entonces, con cinco años, Ismael pesaba y medía lo que un niño de dos. La Casa Real contactó con la sanidad gallega y sólo quince días después la Xunta le autorizó el tratamiento. En este tiempo Ismael ha pasado de tener dificultades para hablar o moverse a ser un niño normal.