Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Reina elogia la ayuda desinteresada de los medios de comunicación contra las drogas

La Reina ha agradecido hoy el apoyo desinteresado de los medios informativos a la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD) y ha subrayado la importancia de que mantengan su generosa colaboración para poder difundir entre los jóvenes un mensaje de responsabilidad frente a las drogas.
En un acto celebrado en el auditorio que la ONCE posee en el palacete de los Duques de Pastrana, Doña Sofía, presidenta de honor de la FAD, ha entregado a los máximos representantes de los principales grupos de comunicación y publicidad premios de la Fundación con los que se reconoce su ayuda en la difusión de las campañas de sensibilización social contra el consumo de drogas.
Tras valorar el "espíritu de solidaridad" y el empeño con que los medios de comunicación han contribuido a difundir "un mensaje de compromiso, responsabilidad y esperanza en relación con el problema de las drogas", la Reina ha afirmado que "su ayuda continua, desinteresada y generosa ha sido esencial" para construir una sociedad "más libre, informada, fuerte y poderosa".
"De ahí la gran importancia que ha tenido su colaboración a lo largo de estos años y lo necesaria que es aún en la actualidad", ha insistido Doña Sofía, que considera "vital" para los niños y jóvenes españoles la existencia de unos medios "que faciliten adecuados elementos de juicio y favorezcan la crítica, la reflexión y el contraste de pareceres".
Antes de la entrega de premios, el presidente de la FAD, José Ángel Sánchez Asiaín, ha pedido a los medios de comunicación que ayuden a la Fundación a suscitar una "amplia reflexión social" sobre los efectos de las drogas frente a la "banalización" de su consumo y a la pasividad y pérdida de concienciación que observa en los últimos años.
Pese a la gravedad de este problema, que contribuye además a extender fenómenos como "los accidentes de tráfico y laborales, la violencia y el fracaso escolar", Sánchez Asiaín advierte de que "las drogas han dejado de ser una prioridad política" y cree, por tanto, que no cabe esperar grandes cambios en la respuesta de las Administraciones públicas al consumo de drogas.
El presidente de la FAD ha agradecido a las empresas de comunicación la ayuda prestada en los últimos veinte años "sin ningún afán de protagonismo" y ha recordado que el origen de esta colaboración se remonta a 1986, cuando la Fundación aprovechó una experiencia desarrollada en EEUU para idear un proyecto de campañas de sensibilización que los medios difundieran de forma gratuita.
Gracias a esta colaboración, la FAD ha podido lanzar desde entonces más de una treintena de campañas de concienciación y el 90,5 por ciento de la población española de 15 a 65 años de edad conoce al menos alguna de ellas.
Los premios entregados hoy por la Reina reconocen la labor de cuarenta entidades, entre los que figuran los principales medios de comunicación, agencias de publicidad, centrales de medios, empresas de publicidad exterior y productoras, así como las asociaciones que representan a todos estos colectivos profesionales.
En lo que respecta a los medios informativos, Doña Sofía ha hecho entrega de estos reconocimientos a la Agencia EFE, ABC, Antena 3, COPE, Editorial Prensa Ibérica, FORTA, Grupo Joly, Grupo Godó, Grupo Prisa, Grupo Promecal, Vocento, Grupo Zeta, Grupo Heraldo, Onda Cero Radio, La Razón, La Sexta, La Voz de Galicia, RTVE, Telecinco, Unidad Editorial, Colpisa, Europa Press y Servimedia.
En nombre de todos los premiados, el presidente de la Unión de Televisiones Comerciales Asociadas, Alejandro Echevarría -que preside asimismo la Comisión de Medios de la FAD-, ha reafirmado el compromiso de las entidades galardonadas con la Fundación para contribuir a una reflexión colectiva que permita avanzar en la lucha contra el consumo de droga.