Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Este es el secreto para la vida, para ser feliz"

Jess FaircloughLiverpool Echo

A Jess Fairclough, una joven británica de 18 años, le fue diagnosticada una rara forma de cáncer en 2014. Después de que su cáncer se extendiera a la médula ósea en noviembre de 2015, los médicos le dieron apenas unos días de vida.

La adolescente murió  pero dejó una lista de "las cosas que son importantes en este momento” para ayudar a su familia y amigos en el duelo.
A pesar de tener las horas contadas, Jess se reservó un tiempo para abrir una lista de cosas que eran “importantes” para ella y que quería hacer antes de morir. Ahora, su lista ha inspirado a sus amigos para recaudar fondos en su memoria, informa Daily Mail.
La conmovedora lista incluye “estar con la familia + amigos”, “escribir en mi diario” y “sopesar lo malo con lo bueno”. Jess también expresó su intención de “leer y escuchar y hablar y escribir y dibujar y hacer música”. Y añade: “Estos son los componentes para ser feliz y creo que es el secreto de la vida: ser feliz y hacer cosas y ser tan buenos los unos con los otros como sea posible”.
Esta lista inspire a una amiga de la familia, Liz Taylor, para crear una página para recaudar dinero para la ONG contra el cáncer infantil CLIC Sargeant y animar a la gente a tomar parte en una serie de desafíos crossfit patrocinados.
Liz, que conocía a Jess desde hacía cinco años, señal que “era una persona feliz y positiva. Nunca se quejó” y recuerda que “murió en los brazos de su madre y padre”.
Durante el tiempo de enfermedad, Jess escribió su lista, que sólo enseñó a sus padres. “Después de que Jess muriera, su madre la subió a Facebook para recordarnos a todos que tratáramos de ser feliz”, explica Liz.