Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rescatado el cadáver del submarinista desaparecido en una cueva de Torroella (Girona)

Se adentró en una cueva angosta y peligrosa que nunca había sido explorada
La Guardia Civil ha rescatado del mar al buceador desaparecido el miércoles cuando practicaba espeleosubmarinismo en una cueva cercana a Les Coves, en el término municipal gerundense de Torroella de Montgrí, en la costa de L'Estartit.
Según ha informado este viernes el Instituto Armado, el cadáver de M.A., español de 51 años y vecino de Viladecans, ha sido recuperado a las 11.40 horas después de que este jueves fuera localizado por dos submarinistas de la Guardia Civil a 45 metros de la entrada de la cueva.
La cueva en la que se adentró la víctima junto a su hijo y dos personas más, no estaba cartografiada y no se tiene constancia ni por las escuelas de buceo ni por los expertos de la zona, de que nadie la haya explorado anteriormente.
El acceso a la cueva es difícil y angosto, según la Guardia Civil, con una visibilidad prácticamente nula, y en ella había lodo en suspensión, lo que comportó un gran peligro para los submarinistas encargados del rescate.
El buceador muerto llevaba desaparecido desde el miércoles, cuando decidió practicar espeleosubmarinismo en la zona de Les Coves, entre L'Escala y L'Estartit, junto a su hijo y otras dos personas.
SIGUE LA INVESTIGACIÓN
Tras sacarle del agua, se le ha trasladado a L'Estartit, donde la Guardia Civil proseguirá la investigación técnica e instrucción de las diligencias, además de la investigación judicial y forense.
La búsqueda, en la que han colaborado los Bomberos de la Generalitat, empezó tras recibir el aviso de Salvamento Marítimo, después de que tres de los buceadores lograran salir de la cueva pero no la víctima, que quedó atrapada.
La complejidad de la búsqueda en esta cueva obligó a desplazar a componentes del Grupo Nacional de Espeleobuceo Avanzado de la Guardia Civil, los más cualificados para este tipo de operaciones, y fueron dos de sus miembros quienes le encontraron este miércoles, aunque sin poder rescatarle.
El Grupo Nacional de Espeleobuceo de Rescate Subacuático de la Guardia Civil es un grupo altamente especializado con solo 16 miembros destinados en Barcelona, L'Estartit, Madrid, Valladolid, Huesca y Cuenca.