Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rescatan a 80 metros de la costa de Castro Urdiales a un hombre que estaba siendo arrastrado por la corriente

Un guardia civil con conocimientos de socorrismo rescató a la víctima, cuyo "nerviosismo" dificultó el rescate
La Guardia Civil ha rescatado a 80 metros de la costa en Castro Urdiales a un hombre, natural de Portugal, que, por causas que se desconocen, había caído al mar y estaba siendo arrastrado por la corriente.
Los sucesos ocurrieron la medianoche de este viernes, cuando se recibió en el cuartel de la Guardia Civil de Castro Urdiales la llamada de un ciudadano que comunicaba la existencia de una persona en el mar, en línea con la Punta del Muelle de Don Luis, que estaba pidiendo auxilio.
Al lugar se trasladaron efectivos de la Guardia Civil en compañía de Servicios de Emergencia DYA, Bomberos y Policía Local para tratar de rescatar a la persona que pedía ayuda.
Por parte de la Central de Emergencia de la Guardia Civil de Cantabria se alertó al Servicio Marítimo de este Cuerpo aunque debido a la urgencia y no poder esperar su llegada, dos de los agentes de la Guardia Civil que se encontraban en el lugar se dirigieron al lugar donde se encontraba el hombre en una pequeña embarcación existente en el puerto.
Sin embargo, tuvieron que desistir de este medio de rescate por la inestabilidad de la misma, que se estaba llenando del agua, según ha informado en un comunicado la Benemérita.
Entonces, "ante la gravedad" de los hechos uno de los guardias civiles que estaba en el lugar y que tenía conocimientos de socorrismo acuático, se lanzó al agua, agarrado a un flotador salvavidas de la DYA con alcance de unos 25 metros.
Recorridos los 25 metros de alcance del flotador el Guardia Civil tuvo que abandonarlo y seguir nadando hasta que finalmente logró alcanzar a la víctima.
Según ha relatado la Guardia Civil, el "nerviosismo" y "posible desesperación" de la víctima dificultó el rescate.
Finalmente, tras haber permanecido en el agua unos 15 minutos el citado Guardia Civil consiguió alcanzar nuevamente el flotador siendo remolcado a la orilla junto al auxiliado.
El rescatado presentaba una "fuerte hipotermia" y tuvo que ser trasladado en ambulancia al hospital Marqués de Valdecilla de Santander.