Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Restablecido el tramo del AVE entre Gerona y Figueres tras las reparaciones

AVEtelecinco.es

La circulación ferroviaria en el tramo del AVE entre Gerona y Figueres ha quedado restablecida, ha informado Adif en un comunicado. El servicio ha vuelto a entrar en funcionamiento después de finalizar las reparaciones de la infraestructura y las comprobaciones correspondientes para garantizar la seguridad.

El primer tren de alta velocidad en dirección a Figueres saldrá de Gerona a las 16.58 horas, y desde entonces quedará normalizada la circulación en las vías gerundenses.
Las tareas de reparación de la infraestructura han incluido la sustitución de ocho motores eléctricos que operan en los desvíos y la reposición de aproximadamente 4.000 metros de cable de señalización y de otros 4.000 de cable del sistema energético.
Además, se ha revisado y repuesto el alumbrado del túnel y de las salidas de emergencia, y se han sustituido dos bombas de extración de agua.
Previamente se han evacuado 40.000 litros de agua en un tramo de 1.800 metros de túnel y se han limpiado 4.500 metros de vía, después de que quedaran inundadas por intensas lluvias el lunes.
Nueva canalización
El secreatario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar ha anunciado este mismo sábado que Adif ha planteado con la Agencia Catalana del Agua (ACA) la construcción de una canalización en el río Güell de Gerona para evitar que vuelva a desbordar en un nuevo temporal de lluvia.
Sin embargo, el secretario de Estado de Infraestructuras ha recordado que la pared de ladrillos que se derrumbó y por donde entró el agua en las vías del AVE no es un muro "de contención, si no de protección" de la obra.
Así, Gómez-Pomar ha manifestado que la construcción de esta nueva canalización entre el arroyo de la Pabordia y el río Güell de Girona permitirá controlar el agua y garantizar que no se repita una inundación en la instalación de alta velocidad.