Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Retiran el carné al octogenario investigado por el atropello de ciclistas en Pontevedra

Un ciclista muerto y siete heridos en un atropello múltiple en A Guardatelecinco.es

La jueza de Instrucción número tres de Tui (Pontevedra) ha acordado retirar el permiso de conducir al hombre de 87 años que el pasado sábado atropelló a un pelotón de ciclistas en A Guarda (Pontevedra), accidente que se saldó con un muerto y siete heridos, y mantiene la investigación contra él por presuntos delitos de homicidio y lesiones por imprudencia.

Así lo ha comunicado el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) después de que en la mañana de este jueves el hombre haya acudido al juzgado a declarar en relación al atropello, donde durante unos 45 minutos ha comparecido y respondido a todas las preguntas que se le realizaron, tal y como ha comunicado a los medios su abogado.
Tras declarar en la Guardia Civil el mismo sábado, el hombre quedó en libertad con cargos por supuestos delitos de homicidio por imprudencia y de omisión de socorro. No obstante, la jueza ha acordado investigarle por presuntos delitos de homicidio y de lesiones, por imprudencia en ambos casos, y se resolverá durante la instrucción si hubo omisión de socorro, según el TSXG.
El abogado ha incidido en que el hombre entiende que "iba circulando correctamente" y, cuando se percató de la presencia de "15 ó 20" ciclistas, "comenzó a adelantar". Según ha afirmado, el anciano "en absoluto" circulaba con exceso de velocidad y, de hecho, "ni siquiera se le preguntó por ese tema" cuando declaró ante la Guardia Civil. "Puedo negarlo rotundamente", ha insistido.
Según ha manifestado, el octogenario, que a consecuencia del accidente "está lo siguiente a destrozado, absolutamente desolado", estima que circulaba a unos 60 kilómetros por hora, pues "habitualmente va a esa velocidad" en dicha vía, y "al comenzar a rebasar la noción que tiene es que incluso redujo más la velocidad".
El abogado, que ha trasladado que el hombre renovó el permiso de conducir el pasado 22 de febrero, para el que tuvo todo "apto y perfectamente en regla", también ha dicho que no hay constancia ni comunicación oficial de que se le vaya a revisar la licencia de circulación o a examinar sus capacidades de conducción. Sin embargo, la jueza acordó este jueves retirarle el carné.
Pedir auxilio
El letrado del anciano ha mantenido que este jueves le preguntaron durante su comparecencia por las circunstancias del accidente y, entre otras cuestiones, si se había ausentado voluntariamente del lugar de los hechos, en qué circunstancias y para qué.
Ante ello, ha transmitido que "inmediatamente" después de lo ocurrido fue "a avisar, a pedir auxilio, al lugar más próximo que sabía él", que es un restaurante que se ubica "un poco más adelante de donde se produce el accidente".
"Procuró avisar de la mejor manera que supo, que es esa", ha ratificado, a colación de lo que ha añadido que el hombre asevera que "incluso en el mismo lugar del accidente paró un motocar que iba en sentido contrario y le insistió, pero no vio que el hombre fuese muy resolutivo, por lo que volvió a subir al coche y continuó hasta el bar para avisar" y que llamasen a emergencias.
En relación a esta misma cuestión, ha afirmado que en el atestado que ha remitido la Guardia Civil, el encargado del restaurante al que acudió el octogenario a avisar "corrobora que llegó una persona descompuesta y diciendo que por favor avisasen a los servicios de urgencia porque acababa de tener un accidente".
Acusación y testigos
El abogado, ha comunicado que en la causa se ha personado como acusación particular uno de los ciclistas perjudicados, al que puede que se unan otros próximamente, y que de momento no hay "ninguna citación" de testigos o perjudicados.
No obstante, ha supuesto que en los próximos días se llevará a cabo la reconstrucción de los hechos y "se tomará declaración a los ciclistas que se encuentran en mejor estado de salud" para que den su versión sobre lo ocurrido, si bien ha confirmado que "de momento no hay nada" en la instrucción.
De los siete ciclistas heridos, los cuatro más graves están ingresados en el Hospital Álvaro Cunqueiro (HAC) de Vigo, donde tres permanecen este jueves con pronóstico muy grave, mientras que otro sigue grave. Además, de los tres que estaban hospitalizados en Povisa, uno recibió el alta el pasado lunes y el estado de los demás "no reviste mayor gravedad", según fuentes del centro.