Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Retoman por tierra, mar y aire la búsqueda de los dos desaparecidos arrastrados por el mar en Valdoviño (La Coruña)

Medios de salvamento han retomado este miércoles por mar, aire y tierra la búsqueda de dos personas, un hombre y su hija, que permanecen desaparecidas desde la tarde del lunes al ser arrastradas por el mar en Valdoviño (La Coruña).
Según han informado a Europa Press fuentes de Salvamento Marítimo, en la mañana de este miércoles participa por aire el helicóptero 'Helimer 209' de Salvamento, con base en La Coruña, que despegó a las 9.10 horas y será relevado a media mañana, como en la jornada pasada, por el helicóptero 'Cuco' de la Guardia Civil.
Mientras, por tierra, colaboran en el rastreo miembros de Protección Civil de varias localidades de la zona, así como Guardia Civil y otros efectivos. Además, por mar, tras remitir el temporal, se ha incorporado la embarcación 'Salvamar Shaula', que rastreará desde Cariño, donde tiene su puerto base, hasta Frouxeira.
La zona de búsqueda del operativo, según han indicado las mismas fuentes de Salvamento Marítimo, se extiende entre Punta Frouxeira hasta Candieira.
El rastreo se ha retomado en la mañana de este miércoles tras concluir en la noche del martes sin que se hayan producido novedades desde la aparición del cuerpo de otro familiar (el cuñado del hombre que sigue desaparecido) en la madrugada del martes.
Sobre la 1,30 horas del martes fue localizado en la playa de Valdoviño (La Coruña) el cuerpo del varón Rodrigo Pena, de 67 años, una de las tres personas desaparecidas en la tarde de este lunes en la zona del Faro de Meirás.
Los otros dos desaparecidos son su cuñado Juan Bedoya y una hija de éste, conocidos en la parroquia de Meirás por el establecimiento Embutidos Casa Félix, situado en la zona de Canto do Muro.