Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Revilla dice le "gustaría" que Obama visitase Altamira y ve "increíble" que las normas de acceso a sean "tan radicales"

El presidente cree que este tipo de visitas ayudarían a poner a Cantabria "en el mapa"
El presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, ha reiterado este viernes que le "gustaría" que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pudiera visitar la cueva original de Altamira con motivo de su viaje a España el próximo mes de julio, pero ha comentado al respecto que "es increíble" que las normas de acceso "sean tan radicales".
Desde hace algo más de dos años, y tras permanecer doce cerrada al público, entran a Altamira cinco personas a la semana, elegidas por sorteo entre quienes se encuentren visitando el Museo Nacional y Centro de Interpretación ubicado junto a la gruta, conocida como la Capilla Sixtina del arte rupestre y declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.
En respuesta a preguntas de los periodistas sobre la posible visita de Obama a Altamira, Revilla ha subrayado que la presencia del presidente de EEUU en Cantabria serviría "para colocarnos en el mapa" y ha vuelto a señalar que si para que visite la cueva original se pone como "condición" su "dimisión", entonces la presenta "mañana".
De igual modo, el secretario general del PRC ha indicado que ocurriría "lo mismo" que con Obama en Altamira si viniese el Papa a la región, con motivo del Año Jubilar Lebaniego que se celebra en 2017, efeméride a la que Francisco ha sido invitado por el obispo de Santander, Manuel Sánchez Monge.
Así, las cosas, Revilla ha llamado a imaginarse lo que ambas visitan significarían para una región pequeña como Cantabria, que es "uno de los cinco destinos preferidos" por los españoles para pasar sus vacaciones.
"Hay que ponerla en primer lugar", ha reivindicado, antes de sentenciar que con Barack Obama y el Papa Francisco "aquí" seríamos "los primeros" en visitantes. Para finalizar, el presidente cántabro ha insistido en que hay que "publicitar" esta Comunidad Autónoma, que tiene "una imagen exterior muy buena".