Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Rey Don Juan Carlos, sin perder el sentido del humor, cumple con su agenda real antes de pasar por quirófano

Su Majestad el Rey, se encuentra expectante por la inminente nueva operación de cadera a la que será sometido. Sin embargo, sin perder la sonrisa y el buen sentido del humor que le caracteriza, Don Juan Carlos ha seguido atendiendo sus compromisos y cumpliendo con la agenda real.
El Rey ha recibido en audiencia al presidente de la Cámara de Representantes de Marruecos, Karim Ghellab, y al de la Cámara de Consejeros del Reino de Marruecos, Mohamed Cheij Biadillah, con motivo de su asistencia al II foro parlamentario hispano-marroquí, que se celebra en madrid.
A tan sólo 24 horas de ser operado de nuevo, para que le sea sustituida la prótesis de la cadera izquierda por una nueva, ya que esta sufre de una infección, el Rey Don Juan Carlos no ha querido dejar de lado el trabajo hasta el último momento. Eso sí, el Monarca sigue contando con sus inseparables compañeras, las muletas, un gran apoyo que le ayuda a caminar.
Mientras dicha audiencia se desarrollaba, el Rey Don Juan Carlos no perdió su toque de humor y se dirigió a la prensa reunida en el Palacio de la Zarzuela. Las palabras que Su Majestad le ha comentado a los allí presentes fueron las siguientes: "Pues veréis, a pesar de las audiencias, mañana al taller".
Cumpliendo a raja tabla su agenda real, el Monarca ha afrontado estas audiencias pese a que horas después tenía que afrontar una nueva intervención quirúrgica. De hecho, estuvo trabajando hasta el último momento antes de la operación recibiendo las cartas credenciales de los 16 nuevos embajadores extranjeros.
Antes de marcharse, Don Juan Carlos volvió a dirigirse a la prensa, continuando con la broma que mantenía con la prensa, señalando de nuevo: "Adiós, hasta mañana. Podéis venir de mecánicos, si queréis".
El equipo médico y el jefe de la Casa Real trataron de enviar un mensaje de normalidad sobre el estado del Rey, comentando que tendría que volver a pasar por el quirófano debido a dicha complicación en la cadera. A la espera de saber como evolucionará la operación y el estado del Rey, está claro que el Monarca ha cumplido satisfecho su trabajo hasta el último momento.