Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Rey Don Juan Carlos recibe a los representantes de Madrid 2020 en Zarzuela

El Rey Don Juan Carlos ha recibido en el Palacio de la Zarzuela a los representantes de Madrid 2020 y en el mismo día, ha hecho entrega del galardón Premio de Derechos Humanos Rey de España en la Universidad de Alcalá de Henares. Y es que la agenda del rey ha estado completa este martes.
Con la ayuda de una muleta, ha recibido este martes a un grupo de representantes de la candidatura de Madrid, que ha tenido como presidente de honor al Príncipe de Asturias, encargado del discurso final de la presentación de la apuesta española pronunciado el sábado ante el COI en Buenos Aires.
Don Felipe ha sido el primero en recordar el triunfo obtenido por Rafa Nadal en Nueva York, mientras ha saludado al secretario de Estado para el Deporte, Miguel Cardenal, quien, con sonrisa de circunstancias, ha apuntado: "Por lo menos nos hemos llevado una alegría".
La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, se ha decantado para la ocasión por un traje amarillo y gris. La mujer de José María Aznar, se ha mostrado sonriente a pesar de los difíciles momentos que está viviendo la Delegación Española tras lograr el objetivo.
Así mismo, la apretada agenda de Don Juan Carlos, le instaba a entregar el Premio de Derechos Humanos Rey de España en la Universidad de Alcalá de Henares. En esta edición el premio ha recaído en la Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos 'Todos los Derechos para Todas y Todos" (Red TDT) de México.
Al acto ha acudido además del Rey, la defensora del Pueblo Soledad Becerril, el presidente del Congreso Jesús Posada y el de la Comunidad de Madrid Ignacio González.
El Premio de Derechos Humanos Rey de España fue instituido en 2002 para que sirviera de reconocimiento y estímulo a las entidades que en Iberoamérica se hayan distinguido en la defensa y promoción de los derechos humanos y de los valores democráticos, o que hayan impulsado la investigación. El galardón tiene una dotación económica de 30.000 euros.