Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Rey viajará esta semana a Omán y Bahréin en busca de contratos e inversiones

Le acompañan los ministros de Defensa, Fomento e Industria y una quincena de empresarios
El Rey viajará esta semana a Omán y Bahréin, dentro de la gira que emprendió a mediados de mes para visitar todos y cada uno de los seis países que forman el Consejo de Cooperación del Golfo, al que pertenecen también Arabia Saudí, Emiratos Arabes Unidos, Kuwait y Qatar.
Como ocurrió en el reciente desplazamiento del Rey a Abu Dhabi y Kuwait, acompañarán al monarca una quincena de directivos de compañías españolas interesadas en hacerse con contratos o captar inversiones en los ricos estados de Omán y Bahréin, que como sus vecinos están invirtiendo en proyectos de infraestructuras que han despertado el interés de las compañías españolas.
El diseño de la red ferroviaria de Omán --proyecto valorado en unos 400 millones de euros por el que compiten en consorcio Técnicas Reunidas e Ineco-- o la ampliación del aeropuerto de Bahréin son algunas de las licitaciones que tienen en su punto de mira empresas españolas, han avanzado fuentes diplomáticas.
Y aunque son las compañías las que ganan los contratos, el Rey puede contribuir a crear un clima favorable entre las empresas y los licitadores públicos e, incluso, ayudar a dar un empujón final en concursos en fase avanzada si las empresas españolas están bien posicionadas.
En la delegación empresarial que acompañará al Rey figuran directivos de Abengoa, Acciona --que recientemente se ha adjudicado la ejecución del diseño del Museo Nacional de Omán-- ACS, Airbus, FCC, Ferrovial Agroman, Gas Natural Fenosa, Indra, Eneco, Isolux Corsan, Navantia, Sacyr, Talgo y Técnicas Reunidas, entre otros.
Y es que no solo existen oportunidades en el campo de las infraestructuras. La millonaria inversión prevista en Omán en el sector de los hidrocarburos, su necesidad de dotarse de plantas de desalinización frente a su escasez de recursos hídricos, o el interés tanto de Omán como de Bahréin en desarrollar su potencial turístico ofrecen también oportunidades de negocio para las empresas españolas.
La presencia del monarca se intentará aprovechar además para abordar posibilidades de cooperación entre empresas españolas y los fondos soberanos de estos países.
Con Don Juan Carlos viajarán los ministros de Defensa, Pedro Morenés; Fomento, Ana Pastor, e Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, así como los secretarios de Estado de Asuntos Exteriores, Gonzalo de Benito; Comercio, Jaime García-Legaz, e Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Rafael Catalá.
Nunca antes una gira del monarca o del Gobierno por el Golfo incluyó a los seis países del Consejo de Cooperación, destacan fuentes diplomáticas. El motivo, la voluntad de España de dar un "trato homogéneo" a la zona, en línea con lo que está haciendo la UE, que mantiene una reunión anual con el Consejo de Cooperación del Golfo, con el que negocia un acuerdo de libre comercio.
La delegación española pondrá rumbo a Omán a primera hora del martes 29 de abril. En Mascate el monarca participará en un encuentro empresarial y se entrevistará con el sultán, Qaboos bin Said Al Said, que ejerce las funciones de jefe de Estado y de Gobierno, además de ministro de Exteriores, Defensa y jefe de las Fuerzas Armadas.
Don Juan Carlos no ha viajado en visita oficial a Omán desde 1985, y no fue hasta 2004 cuando España abrió embajada en Mascate. En los últimos años han aumentado tanto las exportaciones españolas a este país (hasta alcanzar casi los 400 millones de euros) como el número de empresas españolas implantadas en el Sultanato.
Desde el estallido de la Primavera Arabe en 2011, el sultán ha implantado una serie de reformas en su país encaminadas a calmar el malestar de parte de la población a través fundamentalmente de mejoras salariales, aunque también ha aumentado las competencias de los órganos consultivos que asesoran al Gobierno y ha emprendido una campaña en favor de los derechos de la mujer, situándola al frente de algunas carteras ministeriales y otros puestos de responsabilidad en el sector público.
El Rey viajará el jueves a Bahréin, donde participará, como en Omán, en un encuentro empresarial y se reunirá con el rey, jeque Hamad bin Isa Al-Khalifa, a quien ya visitó en viaje de Estado junto a la Reina en 2003.
También está previsto que el monarca español se entreviste con el Príncipe heredero, Salman Bin Hamed Al Jalifa, quien lleva el proceso de diálogo con la oposición chíi --la dinastía reinante pertenece a la rama suní del Islam, minoritaria en el país-- y a quien la diplomacia española percibe como una figura aperturista.
PROTESTAS EN BAHRÉIN
Bahréin ha reprimido violentamente las protestas pro democráticas en el territorio. En marzo de 2011 impuso la Ley de Seguridad Nacional, que conllevó la entrada de tropas saudíes y emiratíes en el país para aplastar las protestas.
La oposición ha denunciado en reiteradas ocasiones las medidas violentas utilizadas por las fuerzas de seguridad y ha afirmado que han fallecido más de 80 personas desde el inicio de las protestas, la mayoría de ellas por inhalación de gases lacrimógenos y atropellos de vehículos policiales.
ONG internacionales como Amnistía Internacional (AI), Human Rights Watch (HRW) o Reporteros Sin Fronteras (RSF) han emitido múltiples comunicados para denunciar la situación de Derechos Humanos en el país y pedir a la comunidad internacional una postura activa de presión sobre el Ejecutivo.
Bahréin, por su parte, acusa a Irán y otros poderes chiíes de azuzar las manifestaciones que se suceden en el país desde 2011, lo que ha sido rechazado categóricamente por Teherán.
Preguntadas por la represión de las revueltas en Bahréin, fuentes diplomáticas españolas han puesto en valor las "mejoras" introducidas por el actual monarca desde su acceso al trono en 1999. Se han referido en concreto a la evolución en la situación de los derechos de la mujer en el emirato y a la disposición de Bahréin de someterse a las evaluaciones periódicas de la ONU en materia de Derechos Humanos.