Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Rey lamenta la "pérdida inaceptable de tantas vidas" de refugiados en el Mediterráneo

Reitera el compromiso con los Juegos del Mediterráneo para impulsar "paz y diálogo"
Felipe VI se ha referido a los refugiados implícitamente este jueves lamentando que el Mediterráneo sea hoy protagonista a causa de la "pérdida inaceptable de tantas vidas", por lo que asegura que hay que trabajar para convertir la región en un punto de encuentro de paz, diálogo y solidaridad.
Lo ha dicho en un discurso antes del almuerzo de clausura del comité ejecutivo de los comités olímpicos europeos en el centro de convenciones de PortAventura World en Vila-seca (Tarragona) y después de presidir la presentación oficial de la mascota de los juegos en un acto en Tarragona.
"Hoy --como ha pasado muchas otras veces en la Historia-- vuelve a estar en el punto de mira, y de hecho de una forma dramática, afrontando la tragedia de una pérdida inaceptable de tantas vidas, la angustia de la condición humana por la supervivencia, la paz, las oportunidades y esperanzas de un futuro mejor", ha dicho.
Ha reiterado el compromiso de Tarragona, Catalunya y de toda España con los Juegos del Mediterráneo de 2017, y ha asegurado que serán una oportunidad para poner de relieve "la necesidad de impulsar, a través de la educación y los mejores valores olímpicos, la paz y el diálogo".
En un discurso mayoritariamente en inglés y con dos últimas intervenciones en catalán y castellano, el Rey ha remarcado que la región mediterránea debe ser, "una vez más en la Historia", punto de encuentro y de solidaridad entre pueblos, países y, sobre todo, entre personas de todas las culturas.
LOS JUEGOS
"Como europeos, como parte del movimiento olímpico europeo, queremos trabajar hacia una región mediterránea que es el punto de encuentro pacífico y solidario", ha añadido, y ha asegurado que por este motivo los Juegos del Mediterráneo son un evento ideal para fomentar una efectiva cooperación, desarrollo e integración en el Mediterráneo.
Ha remarcado que es una iniciativa que España apoya "con una fuerte convicción y fe" y que enorgullece a Catalunya y al conjunto de España y que se fortalece con la colaboración de todas las administraciones e instituciones.
"Se trata de una cita que pondrá de manifiesto el compromiso de nuestro país con la paz y la concordia", y ha celebrado que los tarraconenses se sumen a esta iniciativa con entusiasmo.
"Esta tierra, que nos conecta con tanta intensidad a la antigua Hispania romana, de hecho nos abraza a todos con su cálida hospitalidad en un espíritu honesto de paz, hermandad y diálogo" como anfitrión de los Juegos del Mediterráneo del próximo año, ha añadido.
PRESIDENTE DE HONOR
El Rey es presidente de honor del comité organizador de estos juegos que tendrán lugar entre el 30 de junio y el 9 de julio del próximo año en Tarragona, tercera ciudad española en acogerlos tras Barcelona (1955) y Almería (2005).
Con 16 municipios como sede, los Juegos contarán con 33 disciplinas deportivas, 4.000 deportistas de 25 nacionalidades, un millar de jueces y representantes internacionales, 3.500 voluntarios y más de 150.000 espectadores previstos.
El comité ejecutivo de los comités olímpicos europeos reunidos este jueves en Vila-seca --de 21 miembros, incluido el presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco-- se reúne antes del seminario de los comités olímpicos europeos, que durante los días 20 y 21 congregará a los secretarios generales y los jefes de misión de los diferentes comités olímpicos nacionales de Europa.
Esta es la segunda reunión que Felipe VI mantiene con este comité ejecutivo, que preside el irlandés Patrick Hickey.