Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los Reyes Felipe y Letizia presiden el funeral en memoria de las víctimas de Ecuador

Los Reyes Felipe y Letizia presidieron el pasado martes una misa funeral en la Catedral de La Almudena de Madrid en recuerdo a las víctimas del terremoto registrado en Ecuador el pasado 16 de abril y que dejó un balance de más de 660 muertos.
De riguroso luto, don Felipe y doña Letizia han sido recibidos pocos minutos antes de las ocho de la tarde al pie de la escalinata de la catedral madrileña por el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, que ha acudido acompañado de su esposa, Elvira Fernández.
LOS REYES FELIPE Y LETIZIA PRESIDEN EL FUNERAL EN MEMORIA DE LAS VÍCTIMAS DEL TERREMOTO DE ECUADOR
El Ejecutivo también ha estado representado por el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación en funciones, José Manuel García Margallo, recién llegado de Cuba -un viaje oficial que también le ha llevado a Ecuador-, y por el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz.
El protocolo ha querido que compartieran banco, codo con codo, los líderes de Ciudadanos, Albert Rivera, y de Podemos, Pablo Iglesias. Junto a ellos también han estado la presidenta del PSOE, Micaela Navarro, y la diputada de Izquierda Unida Sol Sánchez. Tampoco ha querido faltar la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena.
Los Reyes han presenciado en primera fila la homilía oficiada por el arzobispo de Madrid, monseñor Carlos Osoro, que ha lanzado un mensaje de solidaridad a las víctimas de "la violencia del mal de un terremoto" pero también de esperanza: "El mal no es el final", ha subrayado.
"Hoy sepamos nosotros llorar ciertamente la muerte pero sepamos también el gran significado que tiene este dolor", ha señalado monseñor Osoro, que ha recordado que "todo sufrimiento humano encierra una promesa de liberación". "El mal existe en el mal, también para despertar en nosotros el amor que es la entrega de nosotros mismos a los que se ven reflejados en el sufrimiento", ha apostillado.
A la ceremonia religiosa, organizado de forma conjunta por la Embajada de Ecuador y el Arzobispado de Madrid, también ha acudido el embajador de Ecuador en España, Miguel Calahorrano, así como representantes de colectivos y de la sociedad ecuatoriana.
Antes del inicio del funeral, Mariano Rajoy ha trasladado un mensaje de solidaridad con las víctimas del terremoto a través de su cuenta personal de Twitter.
"Compartimos el dolor de su pueblo. Solidaridad", ha escrito el jefe del Ejecutivo en funciones.
La recaudación de la colecta de esta ceremonia será donada a Cáritas, que ayudará a hacer frente a las terribles consecuencias que sufrió Ecuador tras el terremoto de magnitud 7,8 en la escala de Richter.