Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los Reyes retomarán mañana su agenda pública presidiendo la tradicional Pascua Militar

Los Reyes Felipe y Letizia retomarán su agenda oficial de actos mañana, miércoles, presidiendo la tradicional Pascua Militar en el Palacio Real, una celebración que marca el inicio del año militar y que sirve para hacer balance del curso anterior y marcar las líneas de acción para el siguiente.
Como es habitual, en el acto habrá discursos del monarca, jefe supremo de las Fuerzas Armadas, y del ministro de Defensa en funciones, Pedro Morenés, que se dirigirán a una nutrida representación de los tres Ejércitos, así como de todas las jerarquías y empleos militares.
La participación del monarca en este acto supondrá su primera aparición pública desde su Mensaje de Navidad emitido en Nochebuena, cuando pidió a los partidos que demuestren "voluntad de entendimiento" y piensen "ante todo, en España y el interés general de los españoles".
Desde el pasado 18 de diciembre, el jefe del Estado no ha tenido más actos públicos y desde Zarzuela tampoco se comenta la actividad que pueda haber mantenido el monarca estos días.
A partir del próximo 13 de enero, día en que se constituirán las Cortes, la figura del monarca cobrará especial protagonismo porque iniciará las consultas con los representantes de las fuerzas que han obtenido representación parlamentaria. Una vez haya escuchado a todas estas fuerzas --periodo para el que no hay un plazo máximo fijado-- encargará a un candidato que intente formar Gobierno.
Hasta ahora, el Rey siempre ha encargado formar Gobierno al candidato de la lista más votada, que en este caso ha sido el PP. Su líder y presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ya ha confirmado su intención de someterse a una votación de investidura, aun cuando no tiene los apoyos garantizados para sacarla adelante.
También el PSOE, segunda fuerza más votada el 20-D, ha reconocido que corresponde a Rajoy intentar en primer lugar formar Gobierno. Si Rajoy no consigue ser investido presidente del Gobierno en una primera votación, para la que necesita mayoría absoluta, se someterá a una segunda votación en un plazo de 48 horas para la que le bastará sacar mayoría simple, esto es, más votos a favor que en contra.
Si tampoco saca la votación por mayoría simple, se repetirá el mismo proceso con propuestas sucesivas de candidatos designados por el Rey, durante un plazo máximo de dos meses desde la primera votación de investidura. Si en ese periodo ningún candidato hubiese obtenido la confianza del Congreso, el Rey disolverá las Cortes y convocará nuevas elecciones.