Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ricardo Blázquez presidirá este miércoles la Misa inaugural del Año Jubilar Teresiano

El presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE) y arzobispo de Valladolid, monseñor Ricardo Blázquez, presidirá este miércoles la Misa Inaugural del Año Jubilar Teresiano concedido por el Papa Francisco para toda España con motivo del V Centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús.
La Eucaristía se celebrará en la Plaza de Santa Teresa (Ávila) y se espera la participación de más de 6.000 personas. Con esta celebración se pretende inaugurar de una manera solemne dicho Jubileo, que durará hasta octubre de 2015.
Asimismo, el obispo de Ávila, monseñor Jesús García Burillo, ha designado los templos de la diócesis donde podrá conseguirse la Indulgencia Plenaria, es decir, la remisión ante Dios de la pena temporal correspondiente a pecados que han sido perdonados.
Estos templos son la Iglesia Catedral, la Iglesia de la Santa, la del Convento de San José, la del Convento de la Encarnación --casa de la Santa entre 1535 y 1562--, la del Convento de Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz, la del Convento de la Inmaculada y San José, la del Convento del Amor Misericordioso y de la Madre de Dios, la del Convento de la Madre de Dios, la del Convento de Gracia y la del Convento de Santo Tomás.
El Decreto de la Penitenciaría Apostólica que anunciaba este Año Jubilar Teresiano explica que únicamente los fieles verdaderamente arrepentidos podrán alcanzar la Indulgencia Plenaria, siempre que cumplan las condiciones acostumbradas: confesión sacramental, comunión eucarística y oración por las intenciones del Papa.
Los fieles que cumplan dichas condiciones podrán obtener esta Indulgencia Plenaria o aplicarla por las almas de los fieles del Purgatorio si además visitan en forma de peregrinación los templos y santuarios jubilares designados, y allí asisten a algún rito sagrado como la Misa del Peregrino o cualquier otra celebración jubilar. Sólo se podrá obtener una Indulgencia Plenaria al día.
También los cristianos que estén impedidos por ancianidad o enfermedad podrán obtenerla si muestran arrepentimiento y se unen espiritualmente a las celebraciones jubilares, ofreciendo los sufrimientos de la propia vida ante alguna imagen de Santa Teresa.
Asimismo, el Pontífice ha concedido durante el Año Jubilar impartir la Bendición Papal a todos los fieles cristianos verdaderamente arrepentidos y movidos por la caridad presentes en las celebraciones del 15 de octubre de 2014 (inicio del Año Jubilar), 25 de diciembre de 2014 (Navidad), 28 de marzo de 2015 (aniversario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús), 5 de abril de 2015 (Pascua de Resurrección) y 15 de octubre de 2015 (clausura del Año Jubilar).
Por su parte, aquellos fieles que no puedan asistir físicamente a los Ritos Sagrados por impedimento de fuerza mayor, como una enfermedad, pero puedan seguir dichos Ritos por los medios de comunicación, también podrán recibir la indulgencia.