Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ricardo Oliván dice que las destituciones en el Salud son para "dar impulso a la gestión"

El consejero añade que "en absoluto" tienen que ver con el incumplimiento del déficit
El consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia del Gobierno de Aragón, Ricardo Oliván, ha explicado que las destituciones de la directora gerente del Servicio Aragonés de Salud (Salud), María Ángeles Alcutén, y del gerente del Hospital Miguel Servet de Zaragoza y de los sectores I y II, José Huelin, obedecen a su intención en "dar un impulso a la gestión" en lo que queda de legislatura y ha asegurado que "en absoluto" tienen que ver con el incumplimiento del objetivo del déficit en 2013.
En declaraciones a los medios de comunicación, antes de comparecer en comisión en las Cortes de Aragón para informar sobre la actuación ante el Alzheimer, ha comentado que los hasta ahora responsables sanitarios "han cumplido su labor" y "han dado un impulso a la gestión del Salud, y de hecho se ha notado, pero hace falta un impulso extra" en esta etapa final.
Ha añadido que estas personas "no son culpables" de que se haya sobrepasado en Aragón el límite de déficit permitido, del 1,3 al 2,06 del PIB en 2013, para recalcar que "las cuentas, lo ha dicho claro la presidenta, son un tema del Gobierno" y es el Ejecutivo autonómico "el que cumple y el que incumple".
Según ha recalcado, en el Gobierno "hay muchos Departamentos, con muchos servicios y con muchos responsables" y "la cifra del 2,06 es del Gobierno de Aragón".
Sobre la cuenta de gastos extrapresupuestarios sanitarios de 124 millones, el consejero ha comentado que "una cosa es lo que se computa" en esa cuenta "y otra la gestión de la sanidad", para apuntar que en 2013 se han gastado 60 millones de euros menos que en 2012.
OTRO PERFIL
El consejero ha incidido en que el motivo de las destituciones es "dar un impulso" y "agilizar" la gestión del Salud y del hospital más importante de la Comunidad autónoma, el Miguel Servet", para lo que es preciso "contar con personas de otro perfil, para que sean capaces de implementar ese nuevo impulso".
En relación con su posible dimisión, Ricardo Oliván ha respondido que "hay muchas cosas por hacer" y "por eso he tomado la decisión, para tener las personas adecuadas para hacer esas muchas cosas que quedan por hacer".
Según ha argumentado, quiere desarrollar "nuevos proyectos que tienen que ver con ahorrar más, sin tocar ni un ápice la atención al paciente" porque "hay muchas cuestiones en gestión sanitaria que no tienen que ver con el paciente donde hay mucho margen de mejora", y entre otras cosas, "hay margen de actuación, lo he dicho muchas veces", en mejorar las listas de espera e, "importante en algunos hospitales", en los que "hay que intentar aprovechar al máximo el horario ordinario".
Esto lo van a hacer "los profesionales, cada uno en su consulta y en el quirófano" y, "luego, los responsables tienen que hacer que el sistema funcione, en cada hospital" y, "a nivel del Salud, desde la gerencia".
Respecto a los sustitutos de Alcutén y Huelin, ha avanzado que "a lo largo del día va a haber más información" y ha comentado que algunos de los nombramientos deberán de pasar por Consejo de Gobierno.
Oliván ha pedido "respeto" por estos puestos ya que son cargos "que queman mucho" y hay que tener en cuenta "qué supone gestionar la sanidad en primera línea de batalla, desde un hospital y desde el Salud, aquí y en otros sitios" y ha apuntado que un número importante de gerentes de los Sistemas de Salud de las Comunidades autónomas "va cambiando" y "en Aragón, en la etapa anterior, hubo cuatro en seis años".
A su entender, "lo que hay que estabilizar son los proyectos" y "las personas somos piezas" y "las que tengo a mi servicio, con todo mi respeto, son piezas dentro de un proyecto y hay que poner las adecuadas en cada momento y, en este, hace falta que sean capaces de dar un impulso, en la línea de lo que pretendo que se dé en la última parte de la legislatura".