Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Richard Vaughan: "Para que la gente aprenda bien inglés con música, tiene que hacerlo con musiquilla pegadiza"

El profesor de inglés más conocido en España, Richard Vaughan, ha afirmado en declaraciones a Europa Press que, en caso de que la gente quiera aprender inglés con música, debe hacerlo con "musiquilla pegadiza".
"Tiene que ser una musiquilla pegadiza porque luego la gente recuerda y repite y se va haciendo con la estructura", ha afirmado el profesor durante la presentación del concierto 'Revelación II', que tendrá lugar este viernes 22 de enero en el Auditorio Nacional, iniciativa dedicada a su obra musical, otra de sus facetas que hasta ahora era desconocida.
En este sentido, Vaughan se ha definido como "muy técnico y muy fundamentalista en la enseñanza del inglés", pues para él, los alumnos "tienen que aprender inglés como sea".
En cambio, ha confesado que la cuestión de si es buena idea enseñar inglés con música es una "constante pelea" que tiene con el resto de profesores que se dedican a enseñar inglés en España.
A su juicio, la música es una vía "complementaria" para la enseñanza de idiomas. "Si quieres incorporar la música para que la gente realmente aprenda, hay que bajar al nivel rudimentario de la estructura básica de idioma", ha añadido.
ESPAÑOLES, ¿NEGADOS PARA EL INGLÉS?
Sobre si los españoles son realmente unos negados para aprender idiomas, Vaughan ha negado tajantemente la idea, aunque ha bromeado con que sí lo son "para el esfuerzo", aunque, por supuesto, hay "miles de excepciones".
"El español no es un negado para los idiomas, simplemente a veces tiene más tendencia a otros a buscar la solución indolora, que no existe", ha añadido el docente, que ha puesto de ejemplo el caso de un sueco y un español de 20 años. "Con la misma inteligencia y educación básica, van igual", ha expresado.
Respecto a su faceta musical, tal y como ha descrito el propio Vaughan, su admiración y gusto por la música comenzó desde los nueve años, motivado por su madre, que tocaba el piano piezas de compositores como Debussy y Chopin. A los 14 años, Vaughan se unió a un grupo de rock, donde comenzó como cantante y acabó como guitarrista principal, según ha señalado.
Entonces, tal y como ha continuado Vaughan, llegó la era tecnológica y se decidió a componer. "Nunca aspiraba a dar a conocer la música que yo creaba", ha descrito el rostro televisivo, quien ha calificado la tecnología como su "catalizador" para lanzarse al mundo de la música.
Según confiesa, componer música le ha parecido "fácil". "En mi próxima vida me voy a dedicar en serio a la música, porque me viene fácil, me he dado cuenta de que no ha sido difícil componer", ha afirmado Vaughan. De hecho, ha recalcado que componer música es fácil para aquellos "con nociones musicales" y que se trata "simplemente" de "desearlo y dedicarle horas". "Querer es poder", ha sentenciado.
Sin embargo, el profesor ha reflexionado sobre el tema. "¿Quién soy yo para presumir de ser compositor?", se ha preguntado Vaughan, quien inmediatamente después ha comentado que se debe a su "filosofía" de vida, que responde a la pregunta de "¿Por qué no?". "No se llega a nada si no se lucha", ha recalcado.
CONCIERTO EN EL AUDITORIO NACIONAL
El concierto, que tendrá lugar este viernes 22 de enero en la Sala Sinfónica del Auditorio Nacional de Madrid a las 19:30 horas, estará interpretado por la Madrid Orchestra Project, encabezada por el director Javier Jacinto, y tendrá un precio que oscilará entre los 15 y los 20 euros.
Según ha explicado el propio Vaughan en declaraciones a Europa Press, el repertorio incluye más de 20 piezas estructuradas en doce grupos musicales, que van "desde lo más lírico a lo más impactante".
En este sentido, el profesor ha señalado que en el concierto se podrá escuchar "desde música medieval a rock sinfónico", y que se podrá disfrutar hasta de piezas que suenan como una banda sonora que bien podría parecer sacada de películas como 'Ben-Hur' o 'Los Diez Mandamientos'. El concierto también incluirá piezas interpretadas con guitarra española y guitarra eléctrica, "del estilo de Carlos Santana o Gary Moore" e incluso piezas "con tintes de rap", según indica.
Asimismo, ha indicado que sus composiciones musicales carecen de letra porque nunca ha querido "fusionar letra con música", aunque declara que le gusta escribir poesía. "A mí me gusta la música en sí, prefiero la música instrumental a la música cantada, no soy un gran amante de la ópera o la zarzuela --explica--. Cuando escucho hasta los Rolling Stones o los Beatles, no me sé la letra, no me interesa, es la armonía, la música misma la que me transporta, por eso nunca he sido gran amante de Bob Dylan o de los cantautores".