Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las llamas arrasan más de 3.000 hectáreas en La Gomera

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, ha indicado este mediodía que la "máxima preocupación" en estos momentos se encuentra en el incendio que está afectando a la isla de La Gomera, donde se está registrando un fuego "absolutamente descontrolado" que ha llegado al Parque Nacional de Garajonay. Tras perder pasto de las llamas más de 3.000 hectáreas, dos hidroaviones, cuatro helicópteros del GES del Gobierno de Canarias y un Kamov del Estado trabajan hoy en las labores de extinción.

El jefe de Servicio de Protección Civil y Emergencias del Gobierno de Canarias, Humberto Gutiérrez, ha señalado en rueda de prensa que el frente norte está activo y afecta al Parque Nacional de Garajonay, ya que esta tarde logró superar la carretera GM-2. Asimismo, el segundo flanco activo está en la zona alta del barranco de La Laja, por lo que durante esta noche las labores de extinción se van a centrar en la carretera que va hacia Los Roques para evitar que el fuego entre en este barranco, ya que se retrasaría la extinción del incendio cuatro o cinco días más.
Para las próximas horas la meteorología va a mejorar en la isla, donde se notará un incremento de la humedad, pero hay problemas de accesibilidad al flanco oeste. Por ello, los esfuerzos se van a concentrar en asegurar la carretera para que este flanco no siga abriéndose. Asimismo, se intentará frenar el avance del fuego en el Parque Nacional de Garajonay, donde se espera que la laurisilva contribuya a ralentizar el avance de las llamas.
Rivero, que ha visitado este mediodía el Cecopin de Breña Alta (La Palma), ha señalado respecto al incendio de La Palma que también existe preocupación, pero ha destacado que el "magnífico" trabajo que se empezó a hacer desde ayer ha permitido que parte del perímetro afectado por el fuego esté estabilizado, salvo en una zona de "riesgo alto" que afecta a la montaña de La Horquera.
El presidente canario ha apuntado que la "máxima prioridad" en estos dos incendios es garantizar la seguridad de las personas y de las viviendas, así como hacer los esfuerzos que sean necesarios para que el fuego dañe lo menos posible el monte.
Rivero ha incidido también en que ahora sólo toca esperar a ver cómo evoluciona la meteorología, pues hace falta "un poco de suerte" para poder rematar el incendio de La Palma a lo largo del día de hoy, que ha afectado a granjas, animales y pajares, aunque no a viviendas, y poder estabilizar el de La Gomera.