Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Roche y Oryzon acuerdan investigar, desarrollar y comercializar fármacos basados en la epigenética

Roche será el único responsable del desarrollo y comercialización del agente ORY-1001 para la leucemia mieloide aguda
Roche y Oryzon han firmado un acuerdo de colaboración para investigar, desarrollar y comercializar fármacos basados en la epigenética, en concreto, de inhibidores específicos-1 de demetilasa de lisina (LSD1), un modulador epigenético que regula la expresión génica.
El acto de presentación de la firma entre la compañía biotecnológica y la multinacional farmacéutica ha tenido lugar este lunes y han estado presentes la presidenta de la Asociación Española de Bioempresas (ASEBIO), Regina Revilla; la secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación, Carmen Vela; la directora médica de Roche España, Carmen Marqués; y el consejero delegado de Oryzon Genomics, Carlos Buesa.
Todos ellos han destacado la importancia de este acuerdo ya que, además de los términos del mismo, "beneficia" a todo el sector biotecnológico porque aumenta su visibilidad y anima a "asomarse" al mismo a nuevos inversores, tal y como ha comentado Revilla.
Estas declaraciones han sido corroboradas por la secretaria de Estado quien ha recordado que se está a la espera de que el Ministerio de Economía emita la orden para proclamar el 2014 como el Año de la Biotecnología. "Está demostrado que las empresas que dedican sus recursos a la innovación e investigación superan mejor la crisis", ha apostillado Vela.
A través de este acuerdo, Oryzon recibirá unos 15 millones de euros --21 millones de dólares-- en concepto de pago inicial y de un hito clínico de corto plazo. Posteriormente, habrá diversos pagos por hitos de desarrollo clínico y comerciales en Hematología, cáncer e indicadores benignas que podrían exceder los 364 millones de euros --500 millones de dólares--.
Asimismo, la firma recoge que sobre las ventas del fármaco, Oryzon cobrará 'royalties' variables que pueden llegar a alcanzar "dobles" dígitos en el rango medio. Todo ello, permitirá que ambas investiguen, desarrollen y comercialicen fármacos basados en la epigenética.
En concreto, de las 18 patentes que tiene Oryzon, dos entran a formar parte de este acuerdo. En este sentido, la molécula más avanzada, tal y como ha informado Buesa, es ORY-1001, la cual fue reconocida como fármaco huérfano por la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) en agosto de 2013 y, actualmente está en fase I-2A para la leucemia mieloide aguda.
Gracias a esta firma, Roche se va a convertir en el único responsable del desarrollo y comercialización de esta molécula y/o sus posibles sustitutos. ORY-1001 afecta a las células madre de la leucemia mieloide aguda, una subpoblación de células cancerígenas que se han identificado como responsables de las frecuentes recidivas de la enfermedad. Asimismo, reduce las células de carga del tumor y aumenta el tiempo de supervivencia en modelos de ratones de la leucemia linfoblástica aguda.
El acuerdo también incluye un programa inicial de investigación colaborativa en dos años entre Oryzon y el Centro de Investigaciones Traslacionales y Clínicas (TCRC, por sus siglas en inglés), el centro de investigación y desarrollo de actividades de Roche en Norteamérica, el cual está situado en Nueva York, para comprender mejor el potencial de los inhibidores de LSD1 en Oncología y Hematología.
"Esto es una fantástica oportunidad para mostrar el compromiso de Roche con el conocimiento y la investigación en España y en el resto del mundo", ha zanjado la directora médica de Roche España.