Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rocío Mosquera admite "alguna descoordinación" entre Comunidad de Madrid y Sanidad al gestionar la crisis

Defiende que las listas de espera son "una gestión de la demanda pura y dura"
La conselleira de Sanidade gallega, Rocío Mosquera, ha admitido este domingo la Comunidad de Madrid y el ministerio del ramo "en algún momento" pudieron "tener alguna descoordinación" en la gestión de la crisis del ébola, algo que atribuye a que "no es lo mismo" tener un caso que, como Galicia, "prepararte" ante la posibilidad de deber hacerle frente.
En una entrevista en la Cadena Ser que recoge Europa Press, Mosquera opina que "de ahí vino el desconcierto", además de vincular "alguna declaración desafortunada" a "los nervios o sensación de agobio", por las palabras del consejero de Sanidad madrileño.
"Desde luego", ha dicho la conselleira, una crisis como esta "pone a prueba el sistema sanitario", pero advierte que "claramente no" hay motivos para la denuncia del sindicato de médicos de Galicia por falta de medios y de seguridad en el Complexo Hospitalario Universitario de Vigo.
"En este momento, yo creo que se están haciendo las cosas bien, creo que nuestros profesionales están haciendo bien las cosas", ha destacado Mosquera, antes de pedir "respeto por la Dirección General de Salud Pública", que lleva "trabajando muchos meses, muchas horas para tener todo preparado".
Al respecto, ha añadido que "evidentemente las cosas se ponen en marcha cuando hay que ponerlas, cuando los expertos dicen que hay que ponerlas en marcha". Así, la formación y el reparto de equipos de protección individual en la Comunidad gallega "se hizo no por el riesgo", que sigue siendo "el mismo que hace un mes", sino "por el nivel de ansiedad" entre los profesionales, que, ha dicho la titular de Sanidade, "también hay que respetar".
Así, ha garantizado que "se están dando cursos de formación" y "se está dando toda la información". "Estamos preparándonos y estamos preparándonos con tiempo para una posibilidad", ha resaltado la conselleira, que entiende la preocupación en el sector ya que es "una profesión de riesgo".
Con todo, ha insistido en que el nivel de riesgo en Galicia es "muy bajo", únicamente por el hecho de que algunos buques cargueros "tienen rutas directas" con países que tienen ébola.
CUENTAS, OPE Y LISTAS DE ESPERA
En otro orden de cosas, la responsable autonómica en materia sanitaria ha defendido unos presupuestos que "este año afortunadamente suben", pese a que continúa "sin estar satisfecha" ya que "cualquier conselleiro" querría un mayor incremento.
Ha recordado la convocatoria de una oferta pública de empleo (OPE) para médicos, con la celebración de oposiciones este año, y ha asegurado que la consellería convocará "ahora" otra en enfermería que está "a punto de salir", así como para médicos de urgencia de PAC. El año que viene, ha avanzado, "probablemente se saque alguna categoría más".
Sobre las listas de espera, ha defendido que "el tener una demora es una gestión de la demanda pura y dura", porque, de manera contraria, se tendría aparataje, quirófanos y médicos "sin trabajar". "Y eso no nos lo podemos permitir", ha subrayado.
HULA Y NUEVO HOSPITAL DE VIGO
Acerca del hospital Lucus Augusti (Hula), ha apuntado que la hemodinámica "lleva funcionando desde enero de este año y además con muy buenos resultados" que espera que se presenten "en breve". Al respecto, ha reiterado que poner en marcha el servicio 24 horas "no es garantía de una mejor calidad asistencial" y que para el infarto agudo de miocardio Galicia tiene un programa "con unos magníficos resultados" a través del 061.
En lo que se refiere a la implantación de radioterapia en este hospital, como reclaman los vecinos, ha lamentado que "se ha retrasado" debido a la "complejidad" del proceso administrativo con el socio tecnológico, pero ha fijado antes de que termine el año la finalización de los últimos trámites, de forma que "después será la instalación" y "con lo cual en 2015 Lugo tendrá en funcionamiento los aceleradores".
Por último, sobre el nuevo hospital de Vigo, ha insistido en que es "sanidad pública cien por cien" y que los pacientes van a tener "garantizando que la atención sanitaria" se la ofrecerán los mismos médicos, enfermeros y auxiliares, pese a que la obra del edificio la esté ejecutando la iniciativa privada.