Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El consejero de Sanidad pide perdón a Teresa: "No fue mi intención ofenderla"

El consejero de Sanidad de Madrid, Javier Rodríguez, ha pedido disculpas a Teresa Romero, la auxiliar de enfermería contagiada de ébola, y a su marido, Javier Limón, mediante una carta en la que afirma que "no fue su intención ofender" con sus "desafortunadas manifestaciones" que realizó la semana pasada.

En una misiva dirigida al marido de Romero, el consejero traslada sus disculpas y reconoce comprender que, en los "duros" momentos que están atravesando, sus palabras hayan podido causar "aún más malestar".
Rodríguez manifestó en la Asamblea que Romero ocultó a su médico de Atención Primaria que había estado en contacto con un paciente con ébola y dijo que si había ido a la peluquería es que "no se encontraba tan mal". También señaló al día siguiente que para ponerse un traje de protección, "no hace falta un máster".
"Entiendo su malestar y el que pueda tener Teresa por estas afirmaciones pero quiero que sepa que no fue mi intención, en absoluto, ofenderla. Sé que son momentos muy duros para usted y su familia y por eso, comprendo que mis palabras hayan podido causar aún más malestar. Nada más lejos de mi intención que contribuir a ese dolor que está atravesando", recoge la misiva del consejero.
A su vez, Rodríguez traslada su deseo de que Romero se recupere cuanto antes y que esa es ahora su "prioridad" en estos momentos. También añade que Romero es una "profesional acreditada" con una experiencia de más de 15 años, aparte de ser "una mujer comprometida como nadie".
"Ella, como otros muchos excelentes profesionales, se presentó voluntaria para tratar a los misioneros afectados por el virus ébola y, por eso, merece todos mis respetos", prosigue la carta del consejero.
Respecto a la carta que envió ayer Limón reclamando su dimisión, Rodríguez añade que comprende que actuara así porque, como médico, entiende el sufrimiento y el dolor que ocurre cuando la salud se resiente. "Por eso, comprendo la carta que me envió ayer y por eso le mando en ésta todas mis disculpas", agrega.
"La excepcionalidad del momento que estamos atravesando, con una situación desconocida en nuestro país, provoca muchas confusiones. Quizá como fruto de ello yo he cometido un error en mis declaraciones. Le traslado mi disposición para lo que necesite usted, su familia y, sobre todo, Teresa", termina la misiva.
Por otra parte, fuentes de la Consejería de Sanidad han explicado a Europa Press que Rodríguez ha llamado por teléfono al marido de la contagiada por ébola, pero que éste ha declinado ponerse al apartado.